Recomendación de los bancos colocadores

T-Solar aplaza su salida a Bolsa por la incertidumbre regulatoria

Las dudas sobre el entorno regulatorio para las energías renovables han dado al traste con la pretendida salida a Bolsa de la firma de energía solar fotovoltaica T-Solar. Al menos así lo explicaban anoche, con el máximo tono de gravedad, fuentes de la compañía.

La decisión se ha tomado por recomendación de los bancos colocadores tras percibirse un deterioro en la visibilidad de la empresa, y del sector en general, ante la comunidad de inversores. El proyecto no tiene fecha de relanzamiento y la participada por Isolux espera que Industria clarifique el marco retributivo que afecta a las primas de las instalaciones en marcha.

La revisión, entendida como posible retroactividad, ha sido puesta en marcha por el Gobierno por una prerrogativa que le otorga el Real Decreto 661/2007. Según marca la ley, se hará en función de los costes de cada tecnología, el grado de participación en la demanda de energía y su incidencia en la gestión técnica y económica del sistema, garantizando siempre unas tasas de rentabilidad razonables.

T-Solar pretendía captar unos 300 millones en el parqué con una oferta de suscripción que implicaba ampliar capital por más de un 25%. La firma que dirige Juan Laso ha estado asesorada en los últimos meses por Credit Suisse y Société Générale, mientras Sabadell y Mediobanca fueron las elegidas para realizar la colocación.

Esta frustrada ofensiva iba a servir para alimentar los planes de desarrollo de T-solar en el extranjero. El plan estratégico marca inversiones por 1.200 millones de euros en los próximos tres años. A falta de confirmación, ese ritmo inversor deberá acomodarse a la nueva realidad de la compañía y su entorno de negocio. Y es que los 300 millones que se buscaban en Bolsa estaban destinados a levantar otros 900 millones de financiación bancaria para respaldar nuevas instalaciones fotovoltaicas.

Nacida en 2006 y con Isolux, Caja Navarra, CCM, Cajasol y Caixanova entre sus principales accionistas, la implantación de T-Solar se ha llevado ya 1.070 millones de euros en inversiones. La empresa ha reunido 154 megavatios (MW) de potencia en operación y tiene otros 25MWen construcción.