Según un estudio de la Fundació Nexia

Ocho de cada diez empresas familiares han ajustado su plantilla por la crisis

Alrededor de ocho de cada diez empresas familiares han tenido que realizar ajustes de plantilla por culpa de la crisis. Así, frente un 44% que reconoce una baja o mediana afectación en su plantilla y otro 35% que asegura que ésta ha sido alta o muy alta, sólo un 19% afirma que la crisis no ha afectado a sus puestos de trabajo, según un estudio elaborado por la Fundació Nexia.

Y es que más de la mitad de estas empresas ha visto reducidas sus ventas por la caída del consumo, lo que ha dañado de forma muy importante su cuenta de beneficios.

En este sentido, el estudio apunta que el 40% de los encuestados afirma que su cartera de clientes se ha visto afectada significativamente por la crisis económica, frente a un 36% que asegura que ésta no se ha visto seriamente afectada.

Por otro lado, la reducción de gastos está siendo la medida más usada por el 84% de las empresas familiares, seguida de la búsqueda de nuevos mercados (70%), mientras que la eficiencia energética sólo aparece en el 20% de los cuestionarios.

El problema de la liquidez

El estudio indica además que con la caída de las ventas se alargan los plazos de pago, una situación que coincide con que muchas de las entidades financieras están cortando las líneas de circulante, por lo que la falta de liquidez se ha convertido en uno de los principales problemas para las empresas familiares.

Así, el 46,4% de ellas aseguran que sus fuentes de financiación se han visto afectadas de manera muy importante o completamente por la crisis. En esta línea, el 52,1% de los encuestados identifica el sector financiero como el principal desencadenante de la crisis, por delante del sector de la construcción (31,7%).

En cualquier caso, el futuro parece optimista para estas empresas. El 81% considera que saldrá de la crisis en un plazo de entre uno y tres años, pese a que un porcentaje similar se muestra totalmente o bastante en desacuerdo con las medidas que ha tomado el Gobierno.