"La competencia interna no puede llevar a la autodestrucción"

Feijóo censura el "individualismo" respecto a la fusión de las cajas

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, advirtió hoy de que en el debate sobre la fusión de las cajas gallegas "no hay Norte ni Sur" y censuró el "individualismo" y la "insolidaridad" en un proceso para el que volvió a reclamar "altura de miras".

En una conferencia en A Coruña, organizada por la Asociación para el Progreso de la Dirección y Pricewaterhouse Coopers, Feijóo aseguró que en el actual contexto financiero este debate pasa por decidir "entre tener o no tener cajas" y por elegir "entre el éxito o el fracaso", apuntó.

"La Xunta apuesta por el éxito", insistió Feijóo, quien argumentó que la postura del Ejecutivo autonómico "es sobradamente conocida por su responsabilidad en momentos de extraordinaria dificultad" e insistió en que se basa en una "propuesta razonada y razonable".

Al respecto, calificó de "fundamental" garantizar la presencia de Galicia en el sistema financiero y se mostró convencido de que la Comunidad Autónoma gallega puede tener "la quinta gran caja española". "Nosotros los tenemos claro y espero que los demás también", advirtió Feijóo, quien aseguró que está convencido de que "la insolidaridad y el individualismo darán paso a la altura de miras".

"Hago votos porque esa altura de miras y esa inteligencia gallega que tuvieron los emigrantes y ese ahorro gallego se destine a los sectores productivos de Galicia", recalcó el titular del Ejecutivo gallego ante un nutrido grupo de empresarios gallegos y de responsables de entidades financieras, entre ellos el presidente de Caixanova, Julio Fernández Gayoso; su director general, José Luis Pego; y el director general de Caixa Galicia, José Luis Méndez.

Localismos

También en su conferencia el presidente de la Xunta de Galicia advirtió del riesgo de los localismos. Así, sostuvo que la "competencia interna" entre las ciudades "no puede llevar a la autodestrucción".

"La competencia interna debe llevar a la cooperación para poder ganar fuera a los mercados y no a una destrucción interna", insistió Feijóo, quien añadió que Galicia "no es un conjunto de islas enfrentadas entre sí ni puede haber ningún Robison Crusoe".

En este sentido, el máximo mandatario gallego apostó por "sumar" esfuerzos e incidió en que ahora "es el momento de hacer una Galicia más fuerte", añadió.