Mejoría respecto a 2009

Los viajes de negocios empiezan a despegar

Las agencias prevén un 5% más de operaciones en 2010 y acentúan su estrategia de captar pymes

Buenas sensaciones en la industria de los viajes de negocios en España de cara a este año. O, al menos, mejoran con respecto a 2009. Según las previsiones de Gebta -el consorcio que representa el 34% del negocio total del país en el segmento de turismo corporativo y al que pertenecen empresas como American Express Barceló Viajes, Carlson Wagonlit Travel, Rumbo, Travelstore, Viajes Eroski, Telefónica, RACC o Julia Tours-, la evolución de las reservas apunta a un incremento de las operaciones en 2010 del 5%. No obstante, debido a la depresión de las tarifas, las agencias de Gebta esperan cerrar el año con una cifra de negocio similar a la de 2009, unos 1.650 millones de euros.

Según Marcel Forns, director general de Gebta España, todos los indicadores apuntan "a que la tendencia en el volumen de transacciones se vaya recuperando", aunque no hay perspectivas de un alza en la cifra de negocio debido sobre todo al hundimiento de las tarifas en el segmento hotelero. Según Forns, el negocio de los viajes corporativos continúa estando marcado por el hecho de que "las empresas siguen teniendo el foco puesto en la reducción del gasto".

"La presión en costes es fuerte y se va a tardar varios años en recuperar los precios de 2007 y 2008", comenta Forns. "No obstante, estamos ante un ligero cambio de tendencia porque al final las empresas tienen que moverse". Y es que 2009 fue duro para el segmento de los viajes corporativos, con caídas del 12% en las transacciones y del 18% en la cifra de negocio en el conjunto de los asociados de Gebta en España. "Ahora las empresas saben que pueden seguir apretando a las agencias y éstas se tendrán que adaptar".

Las empresas de Gebta esperan cerrar el año con unos 1.650 millones de cifra de negocio

La reacción de las agencias especializadas está siendo ampliar el abanico de clientes y orientarse hacia "el segmento de la pequeña y mediana empresa". Las grandes marcas ya giraron hace tiempo hacia las pymes, pero ahora esta estrategia se acentúa.

Las agencias son conscientes de que hay que afinar en la prestación de servicios. "El rol de la agencia tiene que ser no sólo el de un ente emisor de billetes de avión sino que ha de convertirse en un soporte externo muy orientado a tecnología", comenta Forns. Hay dos aplicaciones tecnológicas que tienen una demanda creciente entre las empresas. Por un lado, las herramientas de autorreserva para que los clientes puedan gestionar directamente parte del viaje y se ahorren costes. También tecnología para proveerle de indicadores del retorno económico que ha tenido su viaje en términos generación de negocio. Y es que la competencia de las herramientas de comunicación visual (videoconferencias) es fuerte. Las agencias se volcarán, al mismo tiempo, en el turismo de incentivos, deprimido en 2008 y 2009 por los malos resultados empresariales.

El corporativo ha crecido por encima del vacacional

Casi el 80% de las empresas españolas gestionan sus viajes corporativos a través de las agencias. Gebta cuenta con 18 asociados que suman 815 puntos de venta.

El mercado de los viajes corporativos gestionado por las agencias en España representa en torno a un tercio de la facturación total de las agencias, según Gebta. Los viajes corporativos han crecido hasta el inicio de la crisis a ritmos cercanos al 12% en los últimos años, "considerablemente más altos que el sector vacacional, debido sobre todo al dinamismo de las empresas, abocadas a competir en un mercado globalizado y obligadas por ello a realizar más viajes para atender este mercado". Esto era antes de la crisis.

Tomando un promedio, el gasto de mayor cuantía en un viaje de negocios es el aéreo con cerca del 60%, seguido del de hoteles con el 18-20%, restauración es el 10% y rent-a-car el 4%.