Un 41% de los inmuebles proceden de la banca

Roan duplica la venta de viviendas hasta marzo

Roan duplicó sus ventas en el primer trimestre de 2010, hasta los 825 inmuebles, de los que el 41% eran a activos adjudicados de bancos en los que el grupo ha centrado su estrategia en el último año, informó la compañía en un comunicado.

El resto de los inmuebles correspondían en un 32% a promotores, en un 17% a particulares y en un 10% a cooperativas. Además, el valor de los inmuebles vendidos alcanzó los 107 millones de euros durante este primer trimestre, lo que supone un aumento del 86% respecto al mismo periodo del año anterior.

"Estos resultados responden a la actual estrategia de la compañía, que se ha adaptado a la situación del mercado, centrándose en la venta de activos adjudicados de bancos", afirman desde Roan.

Así, de los 4.000 clientes que atiende al mes el grupo inmobiliario, la mitad está interesado en el producto bancario, un 35% en viviendas de obra nueva y un 15% en inmuebles propiedad de particulares.

En la actualidad, Roan dispone de una cartera de mas de 6.000 viviendas a la venta, de las que aproximadamente el 50% corresponde a producto de entidades financieras, el 40% proviene de promotoras y un 10%, de particulares.

En cuanto a la clasificación por tipo de inmueble, 2.500 viviendas son de obra nueva -2.000 en primera residencia y 500 en costa- y 3.500 inmuebles corresponden a vivienda usada.

Necesidad de financiación

Por otro lado, el grupo inmobiliario agrega que "los bancos tienen que acercar el producto financiero a cada cliente para que el que quiera comprar el piso también pueda pagar la cuota de la hipoteca". "La financiación es la asignatura pendiente", sostiene antes de añadir que "ya se ha logrado que bajen los precios" y que "ahora se necesita acercar los pisos a las posibilidades de compra del usuario final, mediante la flexibilización de las condiciones de financiación".

Por su parte, Roan ha pasado de poner el acento en el producto, para centrarse en el comprador. Según indica, "el mercado sigue en un estado crítico, de forma que los buenos resultados obtenidos no reflejan que haya aumentado el número de clientes, sino que se está logrando captar a los pocos que hay". "Ahora necesitamos el doble de personas para vender menos pisos que antes de la crisis, por eso este año hemos aumentado nuestra plantilla en 35 empleados y seguimos en el proceso de ampliación", añaden.