Rescate financiero

El Eurogrupo no aprobará la ayuda a Grecia hasta que se acuerde el plan de ajuste

Los países de la zona del euro no aprobarán la ayuda financiera a Grecia hasta que las autoridades griegas cierren el plan de ajuste para los próximos tres años que negocian en Atenas con representantes de la Comisión Europea (CE), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Central Europeo (BCE).

Así se desprende de un comunicado conjunto enviado hoy por la presidencia del Eurogrupo, el BCE y la Comisión, en el que las tres partes "toman nota" de la petición realizada por el Gobierno griego para que se active el mecanismo de ayuda financiera conjunto de la Eurozona y el FMI.

"El apoyo estará basado en el programa que actualmente preparan la CE, el BCE y el FMI junto con las autoridades griegas", dice el comunicado, en el que anuncian su intención de ceñirse al proceso acordado en la reunión de líderes celebrada el pasado 25 de marzo y la videoconferencia del Eurogrupo, el 11 de abril.

Entonces, los gobiernos de la moneda única fijaron la secuencia para conceder un primer paquete de préstamos bilaterales a Grecia en 2010 por valor de 30.000 millones de euros, al que se sumarían entre 10.000 y 15.000 millones provenientes del FMI.

Conforme a lo acordado, la decisión de activar la ayuda a Grecia corresponde a los dieciséis miembros del Eurogrupo, por unanimidad y sobre la base de un dictamen de evaluación que tiene que preparar ahora la CE en coordinación con el BCE.

Según lo aclarado en la nota enviada hoy, ambas acciones quedan condicionadas al resultado de las negociaciones que se llevan a cabo desde comienzos de semana en Atenas para definir el programa de saneamiento para los próximos tres años.

Normalmente, este tipo de procesos negociadores duran entre dos y tres semanas, pero la CE considera que este periodo podría ser más corto debido al avanzado estado de las conversaciones entre las partes, que llevan semanas discutiendo.

El punto débil del plan son las medidas de ajuste fiscal a partir de 2011, que deben ser más ambiciosas, según ha señalado la CE en un mensaje que ha sido suscrito por Alemania, destinada a ser la principal aportadora de la zona del euro.

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, también insistió hoy en el mensaje de que los estados miembros de la zona del euro decidirán sobre las condiciones y la cuantía del apoyo a Grecia sobre la base de su programa de ajuste.

Van Rompuy recordó en un comunicado que los estados miembros "se han comprometido a dar los pasos que sean necesarios a nivel nacional para poder proporcionar una asistencia rápida a Grecia" e informó de que permanecerá "en estrecho contacto" con la presidencia española, la presidencia de la Comisión, del Eurogrupo y el BCE a lo largo de este proceso.

Por otro lado, la presidencia del Eurogrupo también descartó hoy que los ministros de Finanzas vayan a reunirse este fin de semana por videoconferencia para tomar una decisión sobre la ayuda a Grecia.

"Estamos esperando el dictamen de la Comisión Europea y el Banco Central Europeo", dijo hoy el portavoz de Jean Claude Juncker, Guy Schuller, quien descartó realizar una estimación sobre la fecha en que se producirá.