Según Eurostat

Los pedidos industriales suben un 1,5% en la eurozona y un 1% en España

El índice de pedidos industriales subió en febrero un 1,5% en los países del euro y un 1% en España respecto al mes anterior, según informó hoy Eurostat, la oficina comunitaria de estadística. La subida en los socios del euro tiene lugar tras la caída del 2% el pasado enero, mientras que en el conjunto de la Unión Europea (UE) los pedidos a la industria subieron un 1,1% en febrero.

Frente a febrero de 2009, los pedidos a la industria aumentaron un 12,2% en los socios del euro y un 12,7% en el conjunto de los Veintisiete. En España se registró un ascenso mensual en enero del 1%, mientras que en términos interanuales el índice subió un 12,5%.

Excluida la construcción naval y el equipo ferroviario y aeroespacial -sectores en los que las variaciones son más volátiles, según Eurostat-, los pedidos crecieron un 14,0% en los países de la moneda única y un 13,5% en los Veintisiete.

Entre los estados miembros con datos disponibles, los pedidos a la industria aumentaron en dieciséis y disminuyeron en seis. Las subidas más acusadas tuvieron lugar en Hungría (9,3%), Eslovenia (6,3%) y Eslovaquia (5,2%), mientras que las caídas más significativos se registraron en Dinamarca (6,3%), Malta (5,8%), y Grecia (4,5%).

Por sectores, los pedidos de bienes de inversión crecieron el 2,3% en la eurozona y el 1,4% en la UE. Los pedidos de bienes de consumo no duraderos cayeron un 1,2% en los países de la moneda única y un 2,7% en los Veintisiete.

La demanda de bienes duraderos aumentó un 2,5% en los países de la moneda única, y un 2,4% en la UE, mientras que la de bienes intermedios subió un 2,6% y un 2,9%, respectivamente.

En comparación con febrero de 2009, dieciocho de los veinte países con datos disponibles registraron aumentos de los pedidos industriales, mientras que cinco tuvieron descensos. Las mayores subidas fueron las de Letonia (39,4%), Eslovaquia (29,4%) y Alemania (24,5%), mientras que las caídas más importantes tuvieron lugar en Irlanda (7,6%), Grecia (5,7%) y Dinamarca (5,4%).

Los bienes intermedios registraron un crecimiento interanual del 23,0% en la eurozona y del 20,6% en la Unión, y los bienes de inversión progresaron un 8,4% y un 11,5%, respectivamente. Los bienes de consumo duraderos crecieron un 5,6% en los socios del euro y un 15,1% en los Veintisiete, mientras que los no duraderos bajaron un 2,4% y un 5,7%, respectivamente.