Ingresa 580 millones po la venta de activos

Caixa Catalunya alcanza las 5.000 operaciones inmobiliarias en menos de un año

Caixa Catalunya ha alcanzado en menos de un año (mayo 2009-marzo 2010) las 5.000 operaciones de compra y alquiler de pisos, con ingresos de 580 millones de euros por ventas de activos, de los que 335 millones corresponden a viviendas y 245 a 'sale and lease back' de sucursales (110 millones por 120 oficinas) y venta de inmuebles singulares. Entre enero y marzo, la caja vendió 350 pisos por 70 millones, y alquiló 500.

El responsable de la división inmobiliaria, Eduard Mendiluce, explicó que en un contexto de desaceleración de la caída de precios, y cuando se acumulan seis trimestres de caída consecutiva, Caixa Catalunya prevé que se llegue al punto cero en los próximos meses. Su objetivo de ventas para este año es de 1.000 pisos.

Para conseguirlo, lanza ahora nuevas ofertas para vender viviendas en espera de la recuperación económica y del sector, como la venta de 2.000 pisos con opción del comprador a tener una cuota flexible desde cero euros durante tres años y opción de revender a la caja el inmueble al finalizar este periodo por el mismo precio de compra inicial, liquidando los intereses.

Asimismo, Caixa Catalunya está promoviendo la construcción de 400 pisos en Madrid y prevé otros 100 en Barcelona a través de permutas de suelo y otras fórmulas acordadas con promotores, para "poner en valor" solares que se había adjudicado la entidad financiera, expuso Mendiluce, que añadió que pese a las nuevas opciones para clientes con recursos limitados "se darán hipotecas con rigor financiero y a personas con una capacidad de pago mínima".

En 2009, Caixa Catalunya registró 2.000 viviendas alquiladas en dación por pago (de clientes que no podían seguir haciendo frente a la hipoteca), y el 10% de las ventas del año correspondieron al 'plan renove' (por el que la caja compraba el piso anterior para que el cliente adquiriese uno nuevo).

El programa para la gestión de los activos inmobiliarios que la caja puso en marcha en mayo de 2009 ha permitido a la entidad dar salida a una cifra similar de inmuebles de la de adjudicaciones, por lo que el stock actual se mantiene en 3.000 viviendas, por un valor de 1.380 millones. La pérdida media de valor en las ventas es del 10%.