Tras EE UU, Alemania y Reino Unido

Francia estudia sumarse a la demanda contra Goldman Sachs

Francia estudia unirse a EE UU, Alemania y Reino Unido en la demanda contra Goldman Sachs por ocultar información a inversores y bancos socios. Además, ayer se conocidó que la firma ha duplicado, hasta marzo, sus aportaciones a lobbies.

El caso contra Goldman asesta un nuevo golpe al sector financiero
El caso contra Goldman asesta un nuevo golpe al sector financiero

La nómina de perseguidores de Goldman Sachs podría crecer en breve. La ministra de Economía francesa, Christine Lagarde, ha asegurado que el supervisor galo de los mercados (AMF, en sus siglas en francés) publicará la próxima semana sus pesquisas sobre la actuación de Goldman en su territorio.

La firma de inversión fue demandada por la SEC, la autoridad de los mercados financieros estadounidenses, por defraudar a sus inversor al promocionar productos de inversión en hipotecas subprime (de alto riesgo), al tiempo que conocía que el hedge fund Paulson & Co apostaba contra los citados productos.

A la investigación de la SEC se sumó el equivalente británico de la CNMV. También el Gobierno alemán ha asegurado que está sobre la pista de las malas prácticas del banco de inversión estadounidense. Además, el banco público alemán Landesbank Bayern asegura que ha cortado sus lazos comerciales con Goldman debido a la demanda de la SEC. Otro banco alemán, IKB, está entre los principales inversores de Abacus, el negocio de CDO sintéticos que está en el centro de la demanda del supervisor norteamericano.