Plan de prejubilaciones

Nissan presenta un ERE de extinción para 150 empleos en la planta de Ávila

Nissan ha presentado hoy un expediente de regulación de empleo de extinción para 150 trabajadores en su planta de Ávila, que será aplicado a través de un plan de prejubilaciones para 85 personas y la reapertura del plan de bajas incentivadas para reducir al máximo el número de despidos.

Esta medida, según han apuntado desde la multinacional japonesa en un comunicado, "debe permitir a la fábrica abulense alcanzar una plantilla de 500 empleados a fin de afrontar los retos de futuro con plenas garantías".

El ERE de extinción contempla un plan de prejubilaciones para 85 empleados mayores de 55 años a 31 de marzo de 2010 y la reapertura del plan de bajas voluntarias incentivadas para 65 trabajadores hasta que finalice el periodo de consultas del expediente el próximo 20 de mayo.

Este plan de bajas voluntarias incentivadas incluye una compensación de 60 días por año trabajado con un máximo de 42 mensualidades, un importe mínimo de 20.000 euros brutos y máximo de 120.000 euros brutos, y una empresa de recolocación para facilitar la búsqueda de un nuevo empleo.

Según Nissan, este ERE es "el primer paso para alcanzar la competitividad en la planta de Ávila, que a partir de este momento deberá afrontar retos tan importantes como el consenso de un nuevo convenio colectivo antes del 5 de mayo para asegurar que se cumplen los requisitos necesarios para optar a los proyectos de un nuevo camión ligero y de adecuación de la gama de motores".

Este ERE de extinción llega después de que la compañía haya presentado en la fábrica de Ávila cuatro expedientes de regulación de empleo de suspensión aplicados en menos de dos años.