Reestructuración financiera

Colonial aprueba ampliar capital en 1.900 millones y cierra su saneamiento

El presidente de Colonial, Juan José Brugera, dio ayer por cerrada la reestructuración financiera de la inmobiliaria después de que la junta aprobara una ampliación de capital de 1.900 millones destinada a los accionistas minoritarios en una primera fase. Brugera reconoció que los bancos acreedores tendrán la última palabra en esta operación, que han asegurado en su totalidad.

Esto quiere decir que las entidades financieras que ya son accionistas, controlando alrededor del 80% del capital, convertirán parte de su deuda, incrementando aún más sus participaciones. Durante el último mes, Colonial ya protagonizó una primera ampliación para canjear en acciones una emisión de bonos, lo que supuso que las cuatro principales entidades acreedoras (Royal Bank of Scotland, Calyon, Eurohypo y Goldman Sachs) pasaran a ser propietarios cada uno de un 15%. Asimismo, La Caixa cuenta con un 12,3% y Banco Popular ostenta otro 7,52%. Brugera descartó cuantificar el porcentaje que cree que suscribirán los pequeños accionistas, valorando que "sean los minoritarios o sea la banca, la cuestión es que la compañía aumentará sus recursos en 1.900 millones", cuando finalice la ampliación, presumiblemente en junio próximo. Entonces, los recursos de Colonial habrán aumentado hasta situarse en los 3.000 millones.

Por su parte, el consejero delegado de Colonial, Pere Viñolas, indicó que dependiendo del éxito del primer tramo de la operación, las entidades financieras reducirán su peso, cifrando que en el caso de La Caixa y Banco Popular podría bajar a la mitad de su presencia actual. Brugera destacó que otro de los hitos conseguidos ha sido la reducción a la mitad de la deuda. En 2007, el endeudamiento era de 8.964 millones, mientras que tras los acuerdos alcanzados con la banca la cantidad suma los 4.595 millones, de los que 2.095 corresponden a la sociedad matriz.

COLONIAL 11,77 -0,51%

La junta aprobó todos los puntos del día, incluso la retribución extraordinaria para Brugera y Viñolas. Los dos gestores se negaron a informar sobre la demanda contra Luis Portillo y Mariano Miguel Velasco.

Recupera el pulso con el mercado francés

Pere Viñolas no quiso concretar el ejercicio en que prevé volver a los beneficios, pero se mostró esperanzado por la recuperación del mercado francés, que a través de la filial SFL (controla el 54% del capital y Brugera se ha convertido en el nuevo presidente), supone el 60% del negocio de la inmobiliaria española. Las pérdidas de 2009 alcanzaron los 474 millones, mientras los ingresos cayeron un 40% por la reducción de la actividad promotora. Colonial ha realizado dotaciones de 526 millones por la menor valoración de los activos. Asimismo, Brugera destacó que Colonial ha abandonado la idea de vender Riofisa, posibilidad contemplada hace meses. El presidente del grupo indicó que no descarta operaciones corporativas en un futuro, aunque "ahora no se contemplan".