Las ventas suben un 38,1%

Los PC alientan a la tecnología española tras la debacle de 2009

Las ventas de PC subieron un 38,1% en España durante el primer trimestre, hasta 1,58 millones de unidades, según datos de IDC. Una evolución que supone un respiro para la castigada industria tecnológica española que, en 2009, vivió el peor año de su historia. De hecho, Aetic advirtió ayer que la facturación del sector cayó un 9% el pasado año.

Los PC alientan a la tecnología española tras la debacle de 2009
Los PC alientan a la tecnología española tras la debacle de 2009

La industria tecnológica española vivió en 2009 el peor año de su historia. Aetic señaló ayer que la facturación del hipersector TIC español bajó un 9%, hasta 93.861 millones de euros. "En los 39 años registrados, no se había producido una caída de esa magnitud", dijo su presidente, Jesús Banegas. De cara a 2010, indicó que "no parece que vaya a ser peor", si bien descartó el retorno al crecimiento. El directivo expuso que hay un consenso entre los expertos sobre que la economía española decrecerá un 0,5% en 2010 y precisó que "me conformaría con que el sector se vaya a quedar ahí".

En este contexto, la industria ha empezado a recibir algunas buenas noticias. Así, las ventas de ordenadores en España subieron un 38,1% en el primer trimestre hasta superar los 1,58 millones de unidades, según los datos preliminares de IDC. Las cifras contrastan con el primer trimestre de 2009, cuando la comercialización de PC bajó un 15% (cayó un 9% en el conjunto del año).

Salvador Cayón, director de Marketing de HP en España, asegura que esta evolución supone un síntoma de recuperación, y afirma que el sector ha roto una racha de cinco trimestres consecutivos de caídas. También señala que el mundo del PC ha batido las previsiones de los analistas, que hablaban de un avance de entre el 1% y el 5%.

Además, España ha superado al resto de países de su entorno. De hecho, las ventas de PC subieron un 14% en Europa Occidental y un 22% en la zona de Europa, Oriente Medio y África (EMEA). En concreto, en Italia crecieron un 6%, en Reino Unido un 11%, en Alemania un 15% y en Francia un 27%. Portugal, por contra, sufrió una caída del 46%, motivada, en buena medida, por la reducción de las inversiones públicas.

Por segmentos, los portátiles en España subieron un 50,8% hasta 1,24 millones de unidades. También el área de PC de sobremesa registró un crecimiento del 4,8% y recuperó el ritmo de subida tras siete trimestres consecutivos de retrocesos gracias a la llegada al mercado de nuevos formatos con pantallas táctiles y todo en uno. Cayón destaca que los crecimientos se han extendido tanto en el mundo empresarial como en el ámbito de consumo. "El hecho de que las empresas estén invirtiendo de nuevo es algo muy significativo para el conjunto de la economía", dice. Así, las ventas de ordenadores en el mundo empresarial avanzaron un 7,1%, cuando algunos expertos habían estimado una caída del 10%.

"La empresa española necesita ser competitiva y tenía que actualizar su parque informático", indica Cayón, quien añade que Windows 7 ha sido bien acogido y aprovechado por muchas empresas para esta renovación. El mundo del consumo, que supone el 70% del mercado, creció un 57,1%. Un avance, según el ejecutivo, que no se debe a ninguna operación de volumen sino que es consecuencia de que hay una demanda clara.

Por empresas, Acer se mantuvo líder global en el mercado español si bien su cuota de mercado se redujo del 33,3% en el primer trimestre de 2009 al 30,6% en el trimestre recién terminado. HP mantuvo el segundo puesto, si bien su cuota creció 6,8 puntos hasta el 28,9%, gracias a un aumento en sus ventas del 80,5%. "Hemos alcanzado una cuota histórica para HP España, tanto en las ventas generales como en consumo", dice Cayón.

Los mayores crecimientos fueron los registrados por Asus y Samsung con un 327% y un 248%, respectivamente. La empresa taiwanesa ocupa el tercer lugar del ranking con una cuota del 10,7%, mientras que el gigante surcoreano es el quinto con el 5,1% del mercado.

La inversión en redes de 'telecos' se hunde

Jesús Banegas, presidente de Aetic, advirtió de la dureza del año 2009 para la industria tecnológica española al señalar que por primera vez todos los segmentos del negocio registraron retrocesos en su facturación. Sin duda, el área que experimentó la peor evolución fue la industria de la telecomunicación, al registrar una caída en la facturación del 24% hasta 4.098 millones de euros. "Vivimos un ciclo de menores inversiones en redes", señaló Banegas, quien indicó que los servicios de telecomunicaciones también cayeron un 4% hasta 42.713 millones.

Según los datos de Aetic, el volumen de negocio de la electrónica de consumo cayó un 11% hasta 3.899 millones de euros, mientras que los componentes electrónicos sufrieron una bajada del 22% hasta 2.343 millones.

Entre las actividades emergentes, los contenidos digitales facturaron 9.151 millones, cifra que supone un descenso del 12% con respecto a 2008. Asimismo, las tecnologías de la información (TI) registraron una caída en su volumen de negocio del 9% hasta 16.128 millones.

La producción del hipersector tecnológico español bajó un 7% hasta 42.713 millones, mientras que el empleo en la industria disminuyó en un 5% hasta 340.000 empleos directos. Las importaciones descendieron en un 13% frente a un 8% de las exportaciones.

Banegas volvió a criticar la falta de atención hacia la industria tecnológica de los proyectos legislativos actualmente en marcha, mientras recordó los recortes presupuestarios sufridos por el Plan Avanza o por el propio Ministerio de Ciencia e Innovación. En relación a la Declaración de Granada, indicó que "no tenemos muchas razones para creer en ella", tras recordar el fracaso de la Agenda de Lisboa "que se ha quedado en nada".

Con respecto a la fusión de las patronales Aetic y Asimelec, Banegas señaló que el proceso está pendiente de las decisiones de sus respectivas juntas directivas, que se reunirán a finales de este mes. El directivo, no obstante, apuntó que mantiene una impresión positiva para que el proceso se materialice.