Según el informe de Exceltur

El sector turístico español pierde 252 millones de euros por la nube volcánica

El sector turístico español ha perdido hasta hoy 252 millones de euros por la crisis originada por la emisión de cenizas volcánicas procedentes de Islandia, sin incluir las aerolíneas, que son las principales afectadas, según la Alianza para la excelencia turística, Exceltur.

Su vicepresidente, José Luis Zoreda, indicó hoy en una rueda de prensa que el sector pierde cada día 42 millones de euros debido al bloqueo del espacio aéreo provocado por la nube volcánica, lo que "trastocará a la baja" los resultados de las empresas turísticas en el segundo trimestre de 2010.

Exceltur prevé, tras un inicio de 2010 que ha dado señales de leve mejoría en la afluencia de turistas, un nuevo decrecimiento del PIB turístico en España del 0,9% en el ejercicio por el impacto de las restricciones aéreas impuestas como consecuencia de la nube volcánica.

Plan de apoyo

Dado que los cierres de aeropuertos europeos han estancado la senda de la recuperación del sector en España, ya muy afectado por la crisis en 2009, una vez se normalicen los vuelos y se evalúen en detalle las pérdidas el turismo pedirá un plan medidas de apoyo específico, prioritario y proporcional a la que la UE se plantea para las compañías aéreas.

En opinión de Zoreda, cuando se abrían algunos "claros intermitentes, el horizonte se ha vuelto a ensombrecer por la nube" y los empresarios que esperaban una mejoría en el segundo trimestre, entre otros, por un adelanto de compras de viajes de los españoles para el verano para evitar la subida del IVA, las cenizas volcánicas han sido un duro golpe para el sector.

El primer trimestre de 2010 ha sido algo mejor que hace un año, gracias a la afluencia de turistas españoles, ya que la demanda extranjera no acaba de recuperarse.

Exceltur aprecia un mejor comportamiento de la demanda extranjera a destinos urbanos, mientras que los vacacionales han vuelto a comenzar el año con registros por debajo de sus competidores del sol y playa, como Turquía o Marruecos, con incrementos superiores al 6% frente a un retroceso del 1,6% en España.

El mercado británico sigue lastrando la recuperación de la demanda extranjera, aunque los países nórdicos, Rusia, EEUU, Italia, Francia y, en menor medida, Alemania, están en variaciones positivas.

Los destinos del Valle del Ebro -La Rioja, Aragón y Navarra-, así como Canarias, Galicia y las principales ciudades, gracias al repunte del turismo de negocios, han mejorado levemente sus resultados, en tanto que los del litoral mediterráneo han sufrido descensos en estos meses de temporada baja.

En cuanto a las vacaciones de Semana Santa, Zoreda hizo un balance positivo, gracias a una mayor afluencia interna de la prevista, de la que se beneficiaron sobre todo Canarias, debido al mal tiempo peninsular.

No obstante, los resultados empresariales en el primer trimestre, dentro de esta tendencia de leve mejoría, muestran velocidades distintas en su recuperación de la crisis.

Las empresas de los subsectores, donde se han producido cierres de oficinas y reajustes de cuotas de mercado como es el caso de las agencias de viajes y las compañías de alquiler de coches, arrojan leves mejoras en las ventas y en los beneficios.

En cambio, las empresas más dependientes del gasto final en los destinos y que no han ajustado su sobrecapacidad, lo que ocurre con los hoteles y las compañías de ocio, han decrecido en el inicio de 2010 por la fuerte presión sobre unos precios que han vuelto a descender (5%).

Debido a la aún débil demanda y volatilidad del consumo turístico, en 2010 se han vuelto a multiplicar las campañas de promociones y descuentos en prácticamente todos los subsectores turísticos.

A ello se suma la anunciada subida del IVA a partir del 1 de julio, sobre la que Zoreda advirtió de que puede provocar una anticipación de compras y de viajes, que suponga una mayor dinamización en el segundo trimestre y una nueva ralentización en los meses de verano.