Por seis euros al mes

Vodafone recrudece la competencia en móvil con una nueva tarifa plana

Vodafone ha dado un paso más para recrudecer la rivalidad en el ultracompetitivo mercado del móvil. La estrategia de la operadora en los últimos meses pasa por permitir a los clientes predecir su gasto y para ello va a lanzar la primera tarifa plana para hablar con un número elegido por 1,5 euros a la semana o 6 euros al mes.

Vista de una tienda de Vodafone.
Vista de una tienda de Vodafone.

La crisis ha cambiado las preferencias de los usuarios de móvil. Hace unos años, las tarifas especiales para determinadas llamadas, con precios por minuto reducidos para conectar con los números elegidos, eran las preferidas por los abonados. Pero desde hace año y medio las operadoras han notado una variación en las demandas de los clientes. Lo que piden ahora es predictibilidad en el gasto, saber de antemano a cuánto va a ascender la factura al margen del consumo que se haga.

Con este conocimiento en la mano, Vodafone se planteó hace unos meses la remodelación de sus tarifas de voz y datos, con el objetivo de ampliar la oferta desde los precios por minuto a las tarifas planas. Fruto de esta estrategia, la compañía está a punto de lanzar una nueva propuesta, que permitirá a los clientes de Vodafone elegir un número al que podrán llamar 1.000 minutos al mes por una cuota de seis euros o 1,5 euros por 250 minutos a la semana, con el mismo precio para clientes de contrato y de tarjeta.

Se trata de la primera iniciativa de este tipo que llega al mercado español y tiene dos características. La primera es que elimina la reciprocidad obligatoria que tenía esta estructura en la anterior propuesta de Vodafone, que permitía llamar a un número por tres céntimos el minuto pero sólo si el destinatario de la llamada también había contratado esa tarifa con el número llamante.

La 'teleco' remodela sus precios para que los clientes puedan predecir sus gastos

En la nueva tarifa plana, denominada Tú y yo, la elección del número es libre. La persona llamada puede tener la misma tarifa, tenerla con un tercero o no tenerla contratada en absoluto, según explica Roberto Franza, responsable de tarifas para clientes particulares de Vodafone.

Videollamadas incluidas

La segunda característica es que incluye la videollamada, un servicio que no ha tenido mucho éxito en otros ámbitos, pero que sí funciona cuando se trata de parejas, relaciones familiares o amigos, que son los colectivos a los que va destinada esta tarifa.

Mientras tanto, los beneficios para los clientes son dos, dependiendo del perfil del usuario: el ahorro o un mayor consumo por el mismo precio.

Además de la predictibilidad del gasto, otro aspecto que diferencia las tarifas planas de los precios especiales es que las primeras son compatibles con el plan que ya tuviera contratado el cliente. De esa forma, no se produce la poco grata sorpresa de que los precios que estén fuera de la tarifa plana sean excesivamente altos para compensar el ahorro del plan especial.

La nueva tarifa no tiene cuota de alta y podrá disfrutarse de forma gratuita hasta el 1 de junio.

Una propuesta para competir en prepago con los virtuales

La nueva oferta de Vodafone tiene un doble objetivo de cara a los rivales. Por una parte, se dirige a los clientes de contrato, con lo que pretende fidelizar a sus usuarios o captar clientes de las grandes operadoras con red gracias a sus características.

Pero también ha puesto un foco importante en los clientes de prepago, pese a que no se trata de un producto diseñado sólo para ellos, un terreno donde competirá con los operadores móviles virtuales.

Por eso, la nueva tarifa plana de Vodafone tiene el mismo precio para contrato y para tarjeta, pero en este último caso puede contratarse por semanas por 1,5 euros. Esta estructura pretende adecuarse al modelo de recarga de los usuarios con tarjeta, que suelen decantarse por una recarga semanal y que tienden a no tener saldo para abonar cuotas que sean muy elevadas.