Frente al 3% de febrero

La inflación del Reino Unido se situó en marzo en el 3,4%

La inflación en el Reino Unido se situó en el 3,4% el pasado mes de marzo, frente al 3% de febrero, según los datos del Índice de Precios al Consumo (IPC) divulgados hoy por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS).

La fuerte subida del IPC, por encima del 3,1% previsto por los analistas, se debe al encarecimiento de los costes de transporte motivados por el aumento del 2,7% de los precios del petróleo y al incremento de las tarifas aéreas.

El coste de la comida también empujó a la inflación a tasas más altas, especialmente por el aumento del precio de las frutas y verduras por culpa de las condiciones meteorológicas.

El mal dato de la inflación supone una nueva fuente de preocupación para el Gobierno laborista, que la semana que viene se tendrá que enfrentar al debate económico con los líderes de los partidos liberal y conservador dentro de la campaña electoral.

El gobernador del Banco de Inglaterra, Mervyn King, tendrá ahora que enviar una carta al ministro de Economía, Alistair Darling, ya que la tasa de inflación difiere en más de un punto porcentual de la previsión del 2%.

La tasa interanual del Índice de Precios Minoristas (RPI, en inglés), que incluye el coste de la vivienda y el pago de los intereses de las hipotecas, fue en marzo del 4,4%, frente al 3,7% del mes anterior. La tasa del RPI es la más alta alcanzada desde septiembre de 2008.