Renovación de las reglas de distribución comercial

Bruselas prohibirá cobrar más caro por los productos vendidos en internet

La Comisión Europea prevé aprobar mañana una renovación de las reglas de distribución comercial que, entre otras medidas, prohibirá cobrar más por los bienes vendidos en internet y dará carta verde a la industria del lujo para exigir a las web que tengan un local físico si quieren vender sus productos.

La venta online de bienes exclusivos es uno de los puntos más polémicos de la nueva norma que regulará los acuerdos entre fabricantes y distribuidores -llamados "acuerdos verticales"- y que gozan de una excepción a las reglas de competencia.

Algunos de los principales distribuidores por internet como Amazon y eBay escribieron al comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, a comienzos de este mes para pedirle cambios en el nuevo reglamento, que entrará en vigor en junio y será válido hasta 2022.

Sin embargo, se espera que el reglamento que será avalado mañana respete el principio de que los fabricantes son libres de determinar la manera en que son distribuidos sus productos.

Este aspecto era considerado imprescindible por la industria del lujo, pero criticado por las tiendas online, que creen que dañará considerablemente su negocio y a los consumidores.

El comisario de Competencia defendió esta mañana su propuesta, que "mantiene un buen equilibrio" entre las dos partes, pese a ser consciente de que "no satisfará al 100%, ni a las industrias del lujo ni a los portales de internet".

Almunia también explicó que la nueva regulación pretende garantizar el acceso de los consumidores a productos con precios más ventajosos en el extranjero.

Así, el texto prohibirá, por ejemplo, que un portal pueda redireccionar a una web gemela establecida en el Estado miembro origen del comprador (y con precios distintos), en cuanto el cliente intenta pagar con una tarjeta de crédito de su nacionalidad.

"El nuevo texto reconoce el desarrollo de internet como una fuerza de comercio transfronterizo en la última década", según un comunicado publicado por la Comisión la semana pasada.

Otra de las novedades que ya figuraban en el borrador publicado por el Ejecutivo comunitario en julio de 2009 es la referida a las cuotas de mercado máximas que pueden tener distribuidores y minoristas para beneficiarse de la exención de las normas de competencia.

æpermil;sta ha quedado fijada en el 30%, una condición que hasta ahora sólo era necesaria para los proveedores según el reglamento actual, que data de 1999 y expira el mes que viene.