La 'guerra' de las prestaciones

Los móviles aburren

A veces cuando llega un nuevo móvil parece que la lista de prestaciones ya nos aburre. Estamos ante un panorama obvio, cámara, GPS, pantalla táctil... parece que nos sabemos lo que nos van a contar. Es como saber el argumento y el final de la película que vas a ver. Las condiciones del mercado con una competencia extrema han provocado que los fabricantes se vean obligados a competir directamente en temas tan concretos que, por qué no decirlo, muchos móviles son casi clavados cuando comparamos sus prestaciones.

Ante esta encrucijada los especialistas se preguntan hacia dónde vamos. Bien es cierto que fronteras tecnológicas como la alta definición o las tres dimensiones son algo que los móviles deben ofrecer antes o después de forma plena. Pero también lo es que, por ejemplo, en el tema de las cámaras digitales, con modelos como el Sony Ericsson Satio o el Samsung Pixon, que alcanzan los doce megapíxeles, parece que no tiene sentido más resolución. Sí tiene sentido que se mejore por ejemplo la nitidez de las tomas, equiparándolas con las cámaras digitales convencionales. También lo tiene el tema de flash. El alma mater de las buenas tomas nocturnas es el gran olvidado en los móviles. Sería bueno pues que los flash de xenón fueran legión en los móviles para poder realizar mejores tomas fotográficas.

Complejo y difícil

Lo de las pantallas es otro cantar. Situadas en el límite de las cuatro pulgadas y con el iPad por arriba con sus diez, hay un camino intermedio para entre las cinco y las nueve pulgadas, que solo servirá para móviles-tablet que no sabemos muy bien donde se usarán ya no entran en el bolsillo de los usuarios. Bien es cierto que modelos como el HTC Touch HD 2 con sus 4,3 pulgadas se venden bien, siempre considerando que hablamos de un móvil de 700 euros, pero dudamos mucho que por encima de ese tamaño la gente se atreva a llevarlos encima. Además, al hablar de pantallas hay un daño colateral que se nos olvida, el consumo de batería. El máximo responsable de Nokia Research decía hace unos meses literalmente que todos los fabricantes no son capaces de fabricar baterías que hagan frente al exponencial aumento de prestaciones de los móviles. Por eso la firma ha patentado recientemente un sistema que las carga con el movimiento y que esperemos ver pronto en la calle.

Los GPS arrasan

La navegación es otro de los temas que aburren en los móviles. Todo terminal que se precie tiene un GPS interno, una buena pantalla y unos buenos mapas digitales. Un servicio el de la navegación en el móvil que sube como la espuma. Según ComScore la navegación en los móviles ha subido en el Viejo Continente este año un 68%, por lo que 21 millones de personas usan el móvil como navegador de coche. La primera reflexión es clara, TomTom o Garmin deben pensarse dos veces y de forma rápida que van a hacer sino quieren ver como su negocio se desploma. Al margen de esta reflexión la navegación en los móviles debe estar presente pero con la velocidad de conexión con los satélites que ofrecen los navegadores de coche. Los móviles tienen en ese punto un Talón de Aquiles que desde luego no todas las marcas han solucionado.

En definitiva prestaciones que se convierten en tendencias y que las firmas se ven obligadas a poner dirigirlas por el camino adecuado para que pasen de ser meras herramientas de marketing a servicios útiles y prácticos para los usuarios.

Más información en www.movilzona.es