Junta de accionistas

Popular pide que se complete la reforma del sector financiero

El presidente del Banco Popular, Ángel Ron, pidió hoy en la junta ordinaria de accionistas de la entidad que se complete cuanto antes la reforma del sistema financiero español, especialmente la de las cajas de ahorros, "porque la incertidumbre afecta a todos" incluso "a los más sólidos".

Ángel Ron, Presidente del Banco Popular, durante su discurso en la Junta General Ordinaria de Accionistas
Ángel Ron, Presidente del Banco Popular, durante su discurso en la Junta General Ordinaria de Accionistas

Durante su discurso, Ron insistió que "es vital" agilizar esta reforma, con el fin de que la economía española retome la senda ascendente por el camino de la confianza, que es también fundamental para la recuperación.

Para ello, Ron pidió también que se reforme cuanto antes la legislación que regula ciertos productos financieros derivados, como los llamados CDS (Credit Default Swaps, en inglés) y los "hedge funds" o fondos de alto riesgo, que se han utilizado en ocasiones para especulaciones en los mercados, que han afectado a la acción del Popular.

Para Ron, "una acción contundente" en este sentido "debería ser suficiente" para neutralizar los mencionados ataques y evitar que perjudiquen a la economía.

Asimismo, Ron se refirió a los nuevos requisitos de capital que incluirá la normativa que se conoce como Basilea III, que exige a los bancos que tengan más liquidez en sus balances para afrontar mejor sus riesgos, por lo que todas las entidades se están esforzando al máximo en mejorar este aspecto, y, por consiguiente, la solvencia.

Según el borrador de la nueva normativa, explicó Ron, el impacto en el capital de la entidad sería "de sólo 20 puntos básicos" frente a unos 200 de media en la banca europea, gracias, entre otras cosas, a la ampliación de capital y la emisión de bonos realizada en 2009, que han aportado 1.200 millones de euros más a la entidad.

Tras la profunda recesión económico-financiera que ha sufrido España, la incertidumbre continúa, pero la entidad se enfrenta al futuro convencida de la superioridad de su modelo de negocio, basado en banca doméstica comercial y cercana al cliente, que ha demostrado su éxito y que no tienen intención de cambiar.

Por todo ello, el banco está convencido de que será capaz de "aprovechar los huecos que ya están dejando otros", y seguir centrado en crear valor con las señas de identidad del banco, que les permiten mirar al futuro con optimismo.

Sin embargo, Ron aseguró que el Popular no piensa luchar con la competencia por elevar su cuota de mercado, ya que está convencido de que bastará con seguir ofreciendo calidad para ampliar su negocio.