Debate sobre las pensiones en el Club Siglo XXI

La CEOE cree que la reforma de las pensiones debe ir ligada a reformas laborales

La CEOE cree que la reforma del actual sistema de pensiones que contempla la ampliación de la edad de jubilación a los 67 años debe ir ligada a reformas en el mercado de trabajo, ya que de las cotizaciones que pagan los empresarios a la Seguridad Social también depende el futuro de las pensiones.

Así lo consideró el director adjunto del departamento de Relaciones Laborales de la CEOE, Francisco Avendaño, durante un debate sobre las pensiones en el Club Siglo XXI, tras advertir de que si no se toman medidas estructurales en el mercado laboral un millón de empresarios podrían cesar su actividad en 2010.

Avendaño defendió una rebaja de las cotizaciones que pagan los empresarios a la Seguridad Social, para crear empleo y facilitar la actividad empresarial y dijo que en 2009 más de 700.000 empresas cerraron, "y también son cotizaciones que no ingresa el sistema".

En el debate participaron el secretario confederal de Seguridad Social de CCOO, Carlos Bravo, la responsable de política social de UGT, Carmen López, y los portavoces del PP y del PSOE en la Comisión del Pacto de Seguimiento del Pacto de Toledo, Tomás Burgos e Isabel López i Chamosa, respectivamente.

Desde CCOO, Bravo también coincidió en la importancia de que el diálogo social dé resultados en un plazo corto, porque "actuando sobre el mercado de trabajo se ayuda a financiar el sistema de pensiones".

Sin embargo, pidió a los representantes políticos que no aprueben la ampliación de la edad de jubilación de los 65 a los 67 años.

Explicó que se debe reforzar la contributividad del sistema de la Seguridad Social, actuar sobre los máximos de cotización e incentivar "de manera más intensa" el retraso de la edad de jubilación voluntaria, que ya existe.

Criticó que la patronal pretenda reducir las cotizaciones sociales con el argumento de ganar competitividad y cifró en 200 euros anuales la mejora que supondría para las cuentas de resultados de las empresas la reducción de un punto porcentual de las cotizaciones sociales.

De esta forma respondía a la propuesta del representante de la patronal que pedía "utilizar la sobrecotización" de la llamada hucha de las pensiones para "ajustar y reducir la carga impositiva sobre los costes laborales".

La dirigente de UGT dijo que es "absolutamente imprescindible" que cualquier reforma de pensiones se haga en el marco del Pacto de Toledo y también ligó una reforma laboral con un aumento en el número de cotizaciones.