Para invertir

La Bolsa pone precio a Amadeus

La compañía ha iniciado conversaciones con inversores de Europa y EE UU para presentarles la oferta. El mercado la ve atractiva en la parte baja de la banda de precios

Llega más papel a la Bolsa. Amadeus ha puesto en marcha una oferta entre inversores institucionales que combina una oferta pública de suscripción (OPS) y una oferta pública de venta (OPV), que se utilizará para que Amadelux Investments (entidad controlada por fondos asesorados por las sociedades de capital riesgo BC Partners y Cinven), Lufthansa, Air France y algunos miembros del equipo gestor vendan parte de su participación (37 millones de acciones). El pasado miércoles la Comisión Nacional del Mercado de Valores dio luz verde a la operación, que será la mayor realizada en Europa en el año, y en el mercado español desde la de Iberdrola Renovables en 2007. Para la compañía, las acciones deberían venderse dentro de una banda de precios que incluye un mínimo de 9,20 euros y un máximo de 12,20. Este rango implica una capitalización de 4.300 y 5.400 millones de euros, respectivamente, y un valor de empresa sobre los 7.300 y 8.400 millones de euros.

El mercado es el que pondrá ahora el precio a dicha oferta. Amadeus está realizando el road show (presentación de la colocación) en prácticamente todos los países europeos, así como en Estados Unidos. El valor final, con el que saldrá nuevamente al mercado tras abandonarlo en 2005, estará condicionado por la demanda, y las condiciones de la misma. "En la banda alta no está mal de precio, y en la alta, resulta cara. Creo que no tendrá problemas con la operación, pero los inversores van a acudir en la valoración más baja", afirma un gestor de uno de los principales bancos españoles.

Toda salida a Bolsa debe llevar implícito un descuento para garantizar el éxito de la misma. El precio debe ser atractivo y tiene que dejar recorrido al alza. Pero también influye el momento de mercado. "La situación es razonable. A pesar de que el sector turístico ha pasado por una mala situación, Amadeus ha conseguido incrementar el Ebitda beneficio bruto operativo de 580 a casi 900 millones de euros entre 2004 y 2009. Eso da mucha credibilidad", explica fuentes cercanas a la operación.

"Resulta complicado encontrar compañías comparables. Los analistas vamos un poco a ciegas"

El negocio es uno de los aspectos que más resaltan los analistas en Amadeus. "Es bueno, incluso si lo comparas con el de las aerolíneas y los hoteles. La evolución es bastante positiva y los márgenes muy fuertes", dice Alberto Roldán, responsable de análisis de Inverseguros. La compañía mejoró el beneficio en 2009 un 47,8% y el Ebitda, el 2,3%, aunque cerró con una deuda neta de 3.300 millones de euros.

Amadeus prevé obtener con la ampliación de capital unos 910 millones de euros, que utilizará para reducir parte de esa deuda. "Lo que me choca es que hayan anunciado un plan de dividendos destinará hasta un 40% del beneficio y de bonus tan alto siete directivos se embolsarán 54 millones de euros. Da la impresión de que quieren poner en valor la compañía y el éxito de la misma para los accionistas actuales y para los empleados", explica el gestor. "En 2005 Amadeus valía unos 4.300 millones de euros, pero no tenía deuda", añade.

Uno de los ratios que más utiliza o estudia el mercado para conocer si una empresa sale cara o barata a Bolsa es el PER, veces que el precio de la acción contiene el beneficio. Según la banda de precios indicativa y conforme a los beneficios de 2010, el de Amadeus oscilaría entre las 11 y 14 veces. La media de sus comparables estaría entre las 14 y 18 veces.

Sin embargo, es difícil encontrar similitudes dentro del mercado. "Los analistas vamos un poco a ciegas", reconoce Alberto Roldán.

Amadeus procesa transacciones y provee soluciones tecnológicas para el sector turístico. Las empresas más parecidas, como Travelport, que tuvo que abortar su debut el mercado de Londres por falta de interés, no cotizan. Como negocio parecido, los analistas se guían por Visa y Mastercard, ya que hacen transacciones y cobran por ello. Estas empresas tienen un PER 2010 de 24,5 y 19,2 veces, respectivamente.

La empresa tiene previsto fijar el precio definitivo de la colocación el próximo 27 de abril. Dos días más tarde volverá a cotizar en la Bolsa, después de dejarla hace 5 años.

"Es difícil de explicar a los particulares"

La oferta de Amadeus va dirigida a los inversores institucionales. Desde la salida de la CAM en 2008, ninguna de las empresas que ha realizado una oferta en el mercado (un total de cinco) ha incluido un tramo minorista.

En el caso de Amadeus, fuentes del mercado apuntan que "tiene un modelo de negocio que es difícil de explicar, ya que ofrece un servicio para profesionales". No obstante, la compañía tiene la ventaja de que ha cotizado ya, y de que tiene una marca reconocida para muchos viajeros.

Los analistas también argumentan que la mayoría de los particulares responden a un perfil cortoplacista; buscan obtener rentabilidad en el día del estreno o en las pocas jornadas siguientes. "En cualquier caso, los que mueven el precio son los institucionales", dice un experto.

Alberto Roldán explica que los particulares antes de entrar en Amadeus, una vez que ya esté en Bolsa, buscarán que los múltiplos sean atractivos. "Les interesa un PER más bajo que sus comparables, y los dividendos. Sobre la retribución yo tengo algunas dudas", apunta. Amadeus tiene previsto repartir en dividendos hasta un 40% de los beneficios. Pero en el folleto de la oferta apunta que dependerá del beneficio, la situación financiera, la deuda, las necesidades de caja, las expectativas futuras del negocio, "así como de otros factores que se estimen convenientes en cada momento".