Actualidad

España ve en la 'e-health' su nuevo El Dorado sanitario

El Gobierno lidera la coordinación de políticas de salud digital en la UE mientras abre camino para las empresas españolas.

Los datos económicos se empeñan en contradecir al Gobierno respecto a la superación de la crisis a través del nuevo modelo productivo que propugna. La innovación en la economía es escasa y la competitividad se resiente. Pero el Ejecutivo ha encontrado uno de esos pequeños sectores en pleno crecimiento con el que puede ejemplificar el éxito del cambio. Es la e-health o sanidad digital. Un negocio donde España ha hecho los deberes previamente y ahora ve la oportunidad de encontrar un pequeño El Dorado en países como China o EE UU para las empresas que han participado en la digitalización.

La descentralización del modelo sanitario español hacía conveniente trabajar en la coordinación del sistema y desde hace 10 años conceptos como la historia clínica digital se han hecho familiares a los pacientes. Un esfuerzo que se incrementó a partir de 2006 gracias al Plan Avanza, que destinará 448 millones de euros hasta 2012 a la e-health, el 46% financiado por las comunidades autónomas. Tal vez el logro que mejor ejemplifique estas aplicaciones sea que ya el 97% de los médicos de atención primaria tiene acceso a la historia clínica electrónica. Este archivo contiene datos sobre las altas médicas, urgencias, informes del médico de cabecera, de enfermería o los resultados de las pruebas de radiodiagnóstico y de laboratorio. Otros logros son la tarjeta sanitaria inteligente, la cita por internet para el centro de salud (disponible para el 86% de los ciudadanos en 2009) o la receta electrónica, implantada en Extremadura, Andalucía y Baleares.

Haber hecho los deberes le ha valido a España para que sus socios comunitarios les encargasen el pasado mes, durante la conferencia E-health Week de Barcelona, que liderase la implementación "de la gobernanza de e-health en Europa", y donde surgió una declaración de propósitos comunes. "Además de los previsibles beneficios sanitarios para los ciudadanos, también redundará en la competitividad de las empresas europeas y españolas del sector de las tecnologías de la salud", aseguran en Sanidad.

Y es que el Gobierno ve oportunidades como éstas para ayudar a colocarse en el mercado a las empresas nacionales que han liderado el proceso de informatización en las comunidades autónomas. De las inversiones españolas, Indra se ha podido llevar entre el 30% y el 40% del negocio, indican fuentes del sector, ya que Andalucía, la primera en comenzar con la digitalización, se apoyó en un principio en esta compañía. Telefónica ha trabajado en la arquitectura de redes y Oesía y Everis también han estado muy activas en diferentes comunidades, así como las multinacionales IBM y HP.

La experiencia pionera de estas firmas les permite ver con posibilidades entrar en los países que están ensayando la coordinación digital de su salud. Sobre todo hay dos mercados muy golosos: EE UU y China. EE UU ha anunciado la inversión de 37.000 millones de euros para e-health hasta 2014, una apuesta personal del presidente Barack Obama. La ministra Trinidad Jiménez ya ha visitado a su homóloga, Kathleen Sebelius, para explicarle el modelo español y abrir una vía de presentación de las empresas que han participado en el desarrollo. El otro gran reto es China, que invertirá 100.000 millones de dólares, aunque aquí el desembarco parece más complicado. Pero el Gobierno cree que hay muchas más oportunidades en otros países.

Oesía cruza el charco y va a México

La consultora Oesía, antes conocida como IT Deusto, ha conseguido un contrato millonario en México. Digitalizará y automatizará hasta 2011 todos los procesos que afectan a 10 millones de empleados públicos afiliados al sistema de Seguridad Social del país americano.

La compañía desarrollará en México un proyecto tecnológico para la Administración pública por un importe aproximado de 50 millones de dólares (37,5 millones de euros). Oesía ejecutará este programa a través de su filial mexicana Quarksoft, empresa en la que posee el 51% del capital desde febrero de este año.

Además, la firma tiene un contrato con el Gobierno peruano para hacer más tecnológicos 10 hospitales del país y en EE UU están posicionándose a través de un socio local, la multinacional Perot Systems, filial de Dell.