La guerra de precios toca techo

Los híper ven indicios de mejora del consumo al ingresar más en marzo

La distribución empieza a percibir un ligero optimismo en los consumidores. Aunque sólo sean indicios, los comercios aseguran que sus ingresos han remontado ligeramente en marzo en comparación al mes anterior. Además, voces del sector aseguran que la guerra de precios ha dejado de ser la estrategia primordial a la hora de atraer consumidores.

Es muy pronto para echar las campanas al vuelo, y puede que sólo sean sensaciones momentáneas, pero la distribución percibe cierta alegría que ya daba por perdida. Desde todos los segmentos comerciales -híper, súper y tiendas de barrio- se vislumbra que el consumidor es más optimista que hace unos meses.

Uno de los indicios lo apunta la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged) que agrupa a empresas como El Corte Inglés, Alcampo o Carrefour. Asegura que las ventas de las grandes superficies fueron mejores en marzo que en febrero. De esta forma se estarían encadenando dos meses positivos, ya que en febrero este segmento comercial elevó sus ingresos un 1,6%, según el índice del comercio al por menor que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La misma percepción la sienten las compañías. De hecho, fuentes del sector que prefieren permanecer en el anonimato reconocen que se percibe "cierta mejoría" e incluso "algo de alegría". Pero la prudencia sigue siendo un escudo para evitar sobresaltos.

Asumen que no hay que cambiar de estrategia, sino mantener el paso y seguir la misma senda que en meses anteriores: apretarse el cinturón. Aunque éste se queda cada vez más pequeño. "Las empresas han hecho un esfuerzo muy importante, para reducir sus costes y rebajar los precios, pero es un esfuerzo limitado ymantenerlo indefinidamente es cada vez más difícil", explica Ignacio García Magarzo, director general de Asedas, la patronal que agrupa a las cadenas de supermercados.

"En febrero ya hubo cinco comunidades autónomas que mejoraron sus ventas [Galicia, Asturias, Cantabria, Castilla y León y Cataluña] y ése es un signo muy positivo", aseguraMiguel Ángel Fraile, secretario general de la Confederación Española de Comercio. El segmento de las tiendas de barrio cree que la reestructuración del comercio ya está prácticamente concluida. "La situación ya no va a empeorar, sino a mejorar lentamente", apunta Fraile.

Tanto súper como híper reconocen que la crisis ha provocado un cambio en el modelo de consumo que cada vez es más pronunciado. Los consumidores van más veces a los puntos de venta, pero compran menos. Es decir, las facturas se reducen cada vez más aunque seanmás habituales. De esta forma, hay voces que indican que la guerra de precios, como estrategia comercial, podría haber tocado techo. Ya no basta sólo con apelar al precio para que los clientes acudan a los establecimientos, aunque éste sigue siendo el principal factor de compra. Pero, apuntan, al mismo tiempo se necesitan campañas cada vez más innovadoras.

Uno de los últimos movimientos viene de uno de los grandes de el sector. El Corte Inglés lanza hoy una campaña para facilitar la financiación de todos los productos vinculados al hogar y aplazar sus pagos sin intereses ni gastos. Una campaña que ya puso en marcha hace un año y que vuelve a repetir. De hecho, aunque el equipamiento doméstico ha frenado su caída, sigue siendo uno de los más afectados por la crisis. Según el INE hasta febrero, sus ventas se contrajeron un 1,2%.

Carrefour remonta el vuelo, pero no en España

Llegan tiempos mejores para Carrefour, menos para su filial española. Las ventas de la multinacional gala remontaron un 5,5% durante los tres primeros meses del año. Según los resultados publicados ayer por el grupo francés, sus ingresos hasta el 31 de marzo se elevaron a 23.961 millones de euros. Pero si sólo se cuantifican las ventas comparables, las logradas en los establecimientos abiertos hace más de un año, las ventas reducen su crecimiento a un ritmo del 1,6%.

Menos positiva ha sido la evolución de la filial española, que ha recortado sus ingresos totales un 1,2%. Pero esta caída se eleva hasta el 2,1% si sólo se tienen en cuenta las ventas comparables. En total, la facturación de Carrefour en España se sitúa en 3.321 millones de euros. De ellos, 2.030 millones los aporta el negocio de los hipermercados.

La compañía reconoce que en España "el entorno continúa siendo difícil, caracterizado por unos bajos niveles de consumo y una fuerte deflación en alimentación". El retroceso del segmento alimentario ha sido especialmente significativo en el caso de los hipermercados, que se han recortado un 8,4%.

Sin embargo, la multinacional destaca que la actividad promocional en España ha dado sus frutos en el resto de productos (entre los que se incluye tanto el textil como el equipamiento del hogar) que han remontado un 3,7% en el primer trimestre de 2010, frente a la caída del 9,6% que registraron en 2009. Mientras, Francia sí ha dado alegrías a Carrefour, ya que las ventas en su mercado doméstico han repuntado un 2,1% hasta 9.792 millones. Ante estos resultados, Carrefour va a realizar la primera recompra de acciones desde 2007. En concreto, adquirirá el 6% del capital social.