Paralizada desde junio de 2009

La Seda reanuda la producción en El Prat y desactiva el ERE temporal

El grupo químico La Seda de Barcelona ha reiniciado esta semana la producción de la planta de El Prat de Llobregat (Barcelona), paralizada desde junio de 2009, y ha desactivado el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) temporal que desde agosto afectaba a los 180 trabajadores de la fábrica.

La compañía ha informado hoy en un comunicado de que la operativa industrial del centro irá aumentando gradualmente, hasta alcanzar el cien por cien de su capacidad instalada.

Esta fábrica está especializada en la producción de PET, el material utilizado para la fabricación de botellas y envases de plástico, y se encontraba parada desde mediados del pasado año por la falta de liquidez de la compañía.

Con su puesta en marcha, el grupo que preside José Luis Morlanes da "un nuevo paso" en la normalización de la empresa, que ha cerrado 2009 con unas pérdidas de 485 millones de euros, un 9% más que el año anterior.

La Seda asegura que ha logrado reiniciar la producción en El Prat "gracias al compromiso de apoyo de la banca acreedora al proyecto de futuro de la compañía", a las negociaciones realizadas con proveedores y clientes y a la concesión de un crédito de 15 millones de euros por parte del Instituto Catalán de Finanzas (ICF).

El reinicio de la actividad industrial significa el fin de la aplicación del ERE temporal que hasta ahora afectaba a los cerca de 200 trabajadores de la factoría.

La reanudación de la producción en El Prat, además, supondrá para la empresa IQA, filial de La Seda y productora de glicol, una de las materias primas para la producción de PET, alcanzar niveles de producción cercanos al 90%.

El centenar de trabajadores de la planta de IQA en Tarragona, por tanto, también dejarán de estar afectados por el ERE temporal.