60 euros pueden generar 150.000

Alertan de las altas rentabilidades del mercado de medicamentos ilegales

El responsable de la Unidad de Delitos Financieros y Tecnología de Europol, Carlo Van Heuckelom, aseguró hoy que cada 60 euros invertidos en sustancias activas (los principios activos del medicamento) puede generar hasta 150.000 euros en la venta de medicamentos ilícitos.

Alertan de las altas rentabilidades del mercado de medicamentos ilegales
Alertan de las altas rentabilidades del mercado de medicamentos ilegales

Según los expertos, este "grandísimo beneficio" se debe a que los falsificadores de medicamentos no necesitan hacer ninguna inversión en investigación, al contrario que la industria farmacéutica.

Durante la primera jornada de la Conferencia "Medicación sin falsificación", que se celebra hasta mañana en la localidad suiza de Basilea, el representante de Europol señaló que las bandas tradicionales del crimen organizado "se dedican ahora a la venta de medicamentos falsos, por el grandísimo beneficio que obtienen".

Además apuntó otro motivo: la impunidad existente en el ciberespacio, ya que allí, donde no hay fronteras, "es muy difícil mantener el orden".

Ante unos 140 expertos de 42 países, Van Heuckelom aseguró que la lucha contra la falsificación de medicamentos "es una prioridad" para Europol, que tiene "acuerdos de entendimiento" con laboratorios farmacéuticos como Merck, Novartis, Pfizer o Roche.

El Consejo de Europa aprobará en mayo y abrirá a firma en noviembre el Convenio europeo sobre la falsificación de productos médicos y las infracciones similares que amenazan la salud pública, llamado Convenio Medicrime.

A él se podrán adherir los 47 Estados miembros de esta organización paneuropea, así como los países no miembros.

El citado Convenio internacional supondrá el primer instrumento que obligue a los Estados parte a perseguir penalmente la fabricación y el tráfico de medicamentos falsos, un delito que mueve miles de millones de euros. Además, promueve la cooperación nacional e internacional y la protección de las víctimas.

El representante del Consejo de Europa, Jan Kleijssen, narró el caso de la joven argentina de 22 años Verónica Díaz, que falleció en 2004 tras recibir varias inyecciones de un medicamento falsificado, destinado a curar su anemia.

El futuro Convenio también incide en la prevención y en la necesidad de la formación en la materia de los profesionales de salud y seguridad y en la realización de campañas de sensibilización social, que eviten que se identifique la compra de medicamentos en Internet y el ahorro de dinero.

El proyecto de Convenio define medicamento falso como aquel que ofrece "una presentación engañosa de la identidad y/o del compuesto".

A la conferencia asisten el inspector farmacéutico de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, Carlos Gea, así como el capitán de la Guardia Civil, Pedro Borreguero.

La agencia española tiene en marcha la Estrategia frente a medicamentos falsificados 2008-2011, que mantiene que los casos detectados en las cadenas legales de venta son "mínimos o inexistentes" en España, donde no se permite la venta de medicamentos a través de Internet.

La estrategia insta a la cooperación entre la Agencia, las comunidades autónomas, los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, las aduanas y Farmaindustria, para impedir que se produzcan casos.