Crearán una mesa de trabajo reducida

Unicaja y CajaSur buscan agilizar el acuerdo laboral de fusión junto a los sindicatos

Los representantes de Unicaja y CajaSur y de los sindicatos presentes en ambas cajas acordaron crear una mesa de trabajo restringida o reducida para "agilizar" el acuerdo laboral de fusión y en la aportación de datos con vistas a dicho acuerdo, según indicaron fuentes sindicales, que precisaron que esa mesa restringida se reunirá por primera vez el 20 de abril, para aportar datos que a su vez se entregarán en la mesa de negociación laboral.

Asimismo, todos los sindicatos presentes en la mesa laboral celebrada hoy en Málaga, CCOO, UGT, Csica, Secar y Aspromonte, reconocieron salir "decepcionados" de la reunión, donde esperaban "propuestas más concretas sobre la mesa".

Además, rechazaron que exista una aplicación "faseada" de la reducción de costes laborales y demandaron una homologación "al alza" de las condiciones de los trabajadores, toda vez que, según aseguraron, "nos estaban planteando una homologación a la baja de esas condiciones".

Fuentes de CCOO indicaron que aunque esperaban "un cambio en la empresa, era muy complicado que se produjera un giro de 180 grados en la posición de las cajas".

Explicaron que inicialmente la empresa "planteó lo mismo que otras veces, ahorro de costes laborales equivalentes a 57 millones de euros, además de la homologación a la baja de las condiciones como elemento alternativo a la pérdida de empleo", por lo que, según CCOO ambas plantillas perderían salario".

Asimismo, según explicaron fuentes de CCOO, la empresa inicialmente "planteó acometer el ahorro de costes laborales en tres fases, una primera donde las medidas voluntarias irían dirigidas a colectivos excedentes de los servicios centrales y oficinas solapadas".

La segunda fase, según las fuentes, contemplaría "ofrecer las medidas voluntarias no traumáticas al conjunto de las plantillas, con aplicación universal", mientras que la tercera fase, que se aplicaría "si no se consigue el ahorro de costes previsto, pasaría por un expediente de regulación de empleo forzoso".

Fuentes de CCOO indicaron que todos los sindicatos rechazaron esa propuesta de aplicación faseada y de homologación "a la baja", ante lo que, según las fuentes, las cajas de ahorros propusieron la creación de una comisión restringida, de carácter paritario, para "trabajar intensamente" con vistas a "agilizar el acuerdo laboral, aportando datos con más detalle que sirvan posteriormente a la mesa laboral", que está prevista para el 28 de abril.

En ese sentido, los sindicatos propusieron una representación formada por tres miembros de CCOO, tres de Aspromonte, tres de UGT, dos de Csica y dos de Secar.

"Estamos dispuestos a colaborar y a relanzar el proceso, trabajando de verdad en esta comisión reducida, toda vez que se ha abortado el intento de fasear la aplicación de medidas de ahorro de costes laborales y la homologación a la baja", añadieron fuentes de CCOO, que precisaron que en la reunión de hoy advirtieron a las cajas de que "podemos plantear propuestas imaginativas para repartir el ahorro de costes, eliminando pluses del personal directivo".

Por otra parte, fuentes de UGT indicaron que salieron de la reunión de hoy "decepcionados, porque veníamos con expectativas tras la reunión mantenida con el Banco de España, pero ha sido más de lo mismo, insistiendo en el informe de Boston Consulting, con el que no estamos de acuerdo". Por ello, reiteraron su petición de datos a las cajas.

Fuentes de Csica consideraron "decepcionante" el encuentro de hoy, donde "pedíamos planteamientos más concretos, pero finalmente seguimos como al principio, sin ninguna nueva propuesta, únicamente la comisión restringida es lo único positivo para conocer más datos concretos".

Fuentes de Csica explicaron que esperan una "respuesta de las cajas a la propuesta conjunta de los cinco sindicatos, pues seguimos sin medidas concretas".

Consideraron que en el caso de que exista un reajusta salarial "éste debe ser para los empleados de ambas plantillas y también para los directivos, pues los directivos de CajaSur han sido culpables de esa situación y deben ser ellos los primeros, pues las plantillas no tienen culpa de lo que está sucediendo".

Sobre la mesa restringida, desde Cisca aseguraron que trabajarán "el tiempo que haga falta para tener datos y para conseguir una hoja de ruta y un calendario".