Será "muy difícil" encontrar un recambio

El Banco de España cree que las agencias de rating "han hecho un daño muy evidente"

El subgobernador del Banco de España, Francisco Javier Aríztegui, ha manifestado esta mañana en el Congreso que va a ser "muy difícil" encontrar un recambio a las agencias de rating, a pesar de que "el daño que han hecho es muy evidente".

En esta ocasión no ha hecho falta road show para exponer las fortalezas del sistema financiero español. Han sido los altavoces internacionales los que han venido a Madrid a escuchar de viva voz los esfuerzos que está haciendo España para salir de la crisis dentro del desarrollo de la estrategia europea para la recuperación económica.

Ante los presidentes de las comisiones de Economía y Finanzas de los 27 países de la UE, el subgobernador del Banco de España ha lanzado los siguientes mensajes:

Agencias de rating. "El daño que han hecho es muy evidente, pero va a ser muy difícil encontrar un recambio". Entre las ideas que se manejan figura el buscar evaluaciones del crédito soberano por parte de organismos independientes.

Mora en el sector inmobiliario. Se han barajado cifras entre 350.00 y 400.000 millones, pero es un "disparate" afirmar que todo son pérdidas. Los cálculos del Banco de España son que la morosidad afecta al 20% de los créditos concedidos al sector inmobiliario por parte, sobre todo, de las cajas de ahorro. Hasta el momento, se calcula que un 45% de los activos dañados por la morosidad están ya dotados.

Garantías. Gracias al FROB, hay "plena disponibilidad" para sanear a cualquier entidad del sistema financiero que sea inviable.

Reestructuración lenta y dolorosa. No está siendo tan lenta como se dice. En seis meses y medio de funcionamiento del FROB se ha conseguido reestructurar un tercio de las cajas de ahorro. Como en este modelo se necesita que las cajas tomen la iniciativa para capitalizarse a cambio de un proyecto viable, el proceso es "lento y doloroso". Por otra parte, hasta el momento, se han utilizado 45.000 millones de los 150.000 previstos en un principio como avales sobre emisiones de bancos y cajas.

Restricción crediticia. Sólo ha afectado a las pequeñas y medianas empresas. Las grandes empresas y los particulares no han sufrido en España racionamiento del crédito. Para solventar los problemas de las pymes se está utilizando el ICO.