Bienes de equipo

Ormazabal desembarca en EE UU para suministrar a las eólicas

Una nueva planta en la India será otro de sus objetivos

Ormazabal quiere aprovechar el negocio que se presenta en Estados Unidos por su política de apoyo a las renovables. La compañía vasca, fabricante de bienes de equipo para el sector eléctrico, presente en 50 países y con plantas de producción en España, Alemania, Francia y China, pondrá en marcha una nueva instalación en Estados Unidos para suministrar a las empresas con parques eólicos en el país norteamericano, incluida Iberdrola.

Los cimientos para iniciar su experiencia en EE UU se pondrán en breve, según Enrique Otegui, director general de Ormazabal. Otegui señaló ayer en Amorebieta, donde se ubica su Centro de Investigación y Tecnología (CIT), que en las "próximas semanas", el consejero delegado del grupo, Javier Ormazabal, cerrará con las instituciones de Estados Unidos los acuerdos para poner en marcha la nueva planta.

Ormazabal cuenta con una dilatada experiencia en la fabricación y mantenimiento de equipos que gestionan la media tensión de la energía procedente de los aerogeneradores. También elabora los transformadores y es uno de los suministradores de referencia para el negocio eólico off-shore.

La estrategia de internacionalización del holding vasco, que también tiene intereses en el campo de las telecomunicaciones, la seguridad de las infraestructuras eléctricas y la aeronáutica, tiene más recorrido. Otegui señaló que el siguiente paso será la construcción de una planta en India, un objetivo a más largo plazo que el de Estados Unidos, pero que ya se ha enmarcado en su política de expansión para los próximos años.

Entre los proyectos del holding vasco, se encuentra igualmente la ampliación de su Centro de Investigación y Tecnología, inaugurado hace dos años y en el que han invertido 25 millones de euros. En este centro tecnológico, propiedad de las empresas del grupo, se han diseñado parte de los 239 productos que ha patentado Ormazabal a nivel internacional.

El grupo radicado en Zamudio (Vizcaya) cerró 2009 con ventas de 400 millones con 2.000 trabajadores.