Sí capitalizarán un préstamo de 60 millones

Las cajas accionistas de Sos no acudirán a la ampliación de 112 millones de euros

Las cajas de ahorros no acudirán a la ampliación de capital de 112 millones que deberá aprobar Sos en su próxima junta de accionistas. No lo harán para que los minoritarios no diluyan su participación cuando las cajas capitalicen el crédito de 60 millones que inyectaron a Sos para dar liquidez a la empresa.

Los accionistas de Sos volverán a verse las caras el próximo 20 de mayo. Una junta que debería ser más tranquila que la de 2009, marcada por la polémica ante la presunta apropiación indebida de 230 millones de euros por parte de su ex presidente, Jesús Salazar.

Este año -a la espera de que Sos cierre la reestructuración de su deuda- la junta estará marcada por la ampliación de capital por un importe global de 172 millones de euros a la que ha dado luz verde su consejo de administración. Pero no será una ampliación al uso. El primer paso será la capitalización del préstamo participativo de 60 millones de euros que suscribieron las cajas de ahorro accionistas de Sos, es decir Caja Madrid y las principales entidades andaluzas (Unicaja, Cajasur, Caja Sol y Caja Granada), que juntas suman el 35% de Sos.

La compañía explicaba ayer a la CNMV que se propondrá a los accionistas aumentar el capital en la cuantía necesaria para cubrir el importe del principal de los créditos más los intereses hasta que se ejecute la ampliación. De esta forma, el importe efectivo rondará finalmente los 61 millones El precio: 1,5025 euros por título. Una cuantía que Sos ha acordado con la ayuda de Atlas Capital.

Las cajas quieren evitar que los minoritarios diluyan sus participaciones

DEÓLEO 0,02 -6,54%

Pero la parte más significativa de la ampliación, más de 112,18 millones, se realizará con el objetivo de que el resto de accionistas no vean diluida su participación en el capital de Sos. Es decir, las cajas renuncian a su derecho de suscripción preferente para evitar que algún accionista ponga en duda la capitalización del crédito participativo y vea detrás de este movimiento alguna intención de las cajas de ampliar su control sobre Sos. El precio, el mismo: 1,5025 euros. Ayer, la acción cerró a 2,41 euros, tras caer un 5,12%.

Además, Sos abre así la puerta de par en par a la entrada de nuevos accionistas, siempre que estos se hicieran antes con los preceptivos derechos de suscripción. También podría darse la posibilidad de que alguno de los bancos acreedores capitalice alguno de los préstamos. No en vano, Sos está renegociando su deuda con medio centenar de bancos, a los que debe 1.300 millones. La junta también debe aprobar una reducción de capital de 153,9 millones para compensar las pérdidas de 2009. Así el nominal pasará de 1,5025 a 0,5 euros.

Gasparini dejará el consejo y será sustituido por Caja Madrid

Adiós a uno de los consejeros más problemáticos de Sos. El ex propietario de Minerva Oil, Giuseppe Gasparini, ha presentado su dimisión como consejero del grupo y será sustituido por Avanza Inversiones Empresariales, el brazo inversor de Caja Madrid, que elevará a tres sus puestos en el consejo. Gasparini se mantiene como accionista del grupo alimentario, con una participación del 0,574%.

Hace sólo dos meses, la compañía desvelaba un pacto entre Gasparini y el ex presidente de Sos, Jesús Salazar, para que el primero retrasara la venta de títulos de Sos a mediados de 2009, que percibió con la venta al grupo español de la italiana Minerva Oil en 2004.

Sos solicita a Gasparini que le entregue el importe obtenido con la venta de 1,62 millones de acciones de la compañía, que finalmente realizó el pasado mes de diciembre.

Sin blindajes

La junta de accionistas de Sos también someterá a votación si se eliminan las limitaciones de los derechos de voto, que hasta ahora se situaban en el 10% del capital. Con esta operación se pretende que la acción sea más atractiva para los inversores.