"Foro de las Ideas Económicas"

El ministro de Finanzas de Finlandia aboga por retirar ya las medidas de estímulo

El ministro de Finanzas de Finlandia, Jyrki Katainen, dijo hoy que "ya ha llegado el momento de dejar atrás" las medidas de estímulo puestas en marcha para salir de la crisis, ya que, en su opinión, los mercados ahora necesitan "estrategias creíbles y que proporcionen confianza".

Katainen hizo esta consideración durante su intervención en el "Foro de las Ideas Económicas" organizado por la FAES, en el que también participaron los ministros de Finanzas de Bulgaria, Simeon Djankov, y el de Letonia, Einars Repse.

El ministro de Finanzas de Finlandia aseguró que de las crisis se puede aprender, y puso como ejemplo la recesión vivida por su país hace algunos años, en la que sobre todo, se vio afectado el sector financiero.

En esta crisis, dijo, "no se ha producido ninguna quiebra bancaria, los bancos han aprendido la lección y ahora están en buena forma", destacó.

Además explicó que, para salir de la crisis, su país puso en marcha varias medidas como los recortes presupuestario o las reformas estructurales, "medidas en las que el mercado confiaba", matizó.

Al respecto señaló que "hay que ser muy claro para que los mercados vean que hay seriedad".

Del mismo modo se manifestó el ministro de Letonia, Einars Repse, quien aseguró que muchas economías están en un punto en el que podrían o no salir de la recesión, por lo que abogó por demostrar "que merecemos confianza" en que las economías se pueden recuperar.

Preguntado por si Bulgaria se puede ver afectada por la situación de Grecia, el ministro búlgaro Djankov dijo que "no se verá afectada" y que su país "esta muy lejos de la situación sufrida por el país heleno".

Añadió que, aunque son "vecinos", no comparten mucho flujo comercial, por lo que en ese aspecto tampoco tendría un efecto negativo.

Por último, manifestó que lo más preocupante podría ser el sector financiero, ya que en Bulgaria operan tres grandes bancos griegos.

No obstante, indicó que según la normativa, estas entidades no pueden disponer de los depósitos de Bulgaria, por lo que tampoco "ve importante esa situación".