Frente a las 20 que pronostica Rato

La CECA cree que el número de cajas tras la reordenación será de entre 25 y 27 entidades

El director general de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), José Antonio Olavarrieta, situó hoy entre 25 y 27 el número de entidades que quedarán tras la reestructuración del sector financiero, frente a las 20 entidades que según el presidente de Caja Madrid, Rodrigo Rato, quedarán al final de este proceso.

Olavarrieta no quiso opinar sobre la afirmación del presidente de Caja Madrid, pero aseguró que, a su juicio, el número se cajas será ligeramente inferior a 30, frente a las 45 que existen ahora.

El director de la CECA explicó que tras el actual proceso de reestructuración en el que se encuentra inmerso el sector quedarán unas 33 cajas, pero que algunas entidades están pendientes de un acuerdo sobre el instrumento en torno al cual se articule un SIP para acometer una integración, con lo que el número final podría reducirse a unas 25 ó 27 entidades.

En este sentido, Olavarrieta señaló que hay una gran cantidad de iniciativas que están esperando a que se llegue a un acuerdo sobre la figura que lidere las integraciones en los Sistema Institucionales de Protección para acometer procesos de reestructuración.

El director de la CECA señaló que, hasta ahora, el único proceso que ha logrado éxito es del de Banca Cívica, pero que algunas entidades no están de acuerdo con su fórmula. Por esta razón, Olavarrieta instó a que crear una agrupación de cajas, ya que sus participaciones estarán repartidas entre las entidades que integran el SIP y el poder en los órganos de gobierno será relativo al porcentaje con el que cuenten.

El Ministerio de Economía aseguró el pasado viernes que ve ciertos problemas en que los SIP que articulen 'fusiones frías' o 'virtuales', puedan adoptar la forma jurídica de cajas de ahorros.

Olavarrieta resaltó, en este sentido, que buscar otras alternativas, como crear una caja nueva, es un proceso que generará más dificultades, ya que la entidad debe estar sometida a la actual ley de cajas (Lorca). A su juicio, el proceso será más ágil si se crea una agrupación en el que los órganos rectores estén en proporción.

No obstante, Olavarrieta valoró positivamente que el Gobierno haya regulado los aspectos más importantes del SIP, aunque aún queden pendientes algunos flecos fiscales.

Asimismo, señaló que otro de los aspectos que se deben estudiar de cara al futuro más inmediato es la flexibilización de las cuotas participativas, y pidió que se haga con el mayor consenso posible por parte de los partidos políticos y manteniendo el modelo de las cajas, al tiempo que instó a reducir la presencia de las administraciones publicas en las entidades.