Firmino Morgado - Gestor del fondo Fidelity Iberia

"La Bolsa española representa una oportunidad"

Fidelity Iberia es uno de los pocos fondos de renta variable ibérica que existe en estos momentos en el mercado.

El gestor portugués del fondo de Bolsa ibérica Fidelity Iberia, Firmino Morgado, también gestiona con éxito el fondo de Bolsa europea Fidelity European Aggresive desde finales del 2008. Esta visión amplia de la renta variable europea le coloca en una buena posición para situar en contexto las Bolsas española y portuguesa.

La gestión de este fondo es clásica de stock picking o selección de valores pero en la discusión del proceso de inversión con el gestor se detecta claramente que dicha selección tiene una componente de análisis cualitativo de las compañías y de comprensión de las dinámicas de los sectores en los que operan muy importante. Las visitas a las compañías y a sus gestores es un punto importante a la hora de construir la cartera. Morgado confirma que "es un fondo largo puro sin uso de derivados y alejado de los índices en el sentido de que tanto el Ibex español como el PSI portugués son movidos por unos pocos valores". El fondo es bastante concentrado, con unos 30 a 50 valores en cartera. El análisis del comportamiento durante su gestión se ha caracterizado por la generación de excesos de rentabilidad sobre los índices de referencia en las subidas y de un comportamiento en línea durante las bajadas. Su estilo de inversión agresivo sería consistente con este modelo de comportamiento.

Más allá del proceso de inversión dos puntos cruciales se hacen aparentes en la entrevista. El primero es el comportamiento de la economía doméstica, en particular la española, ya que son valores españoles los que dominan la cartera. Morgado comparte la opinión del mercado, aunque guste en su gestión de optar por otras alternativas. Elevado endeudamiento privado (de familias y empresas) e inflexibilidad del mercado laboral, que ha llevado a tasas de paro muy altas, son los dos factores fundamentales por los que cree que la "economía española crecerá por debajo de la media europea durante el futuro previsible".

Sin embargo, estima que ello queda más que compensado por el hecho de que el mercado bursátil nacional no se mueve por la economía doméstica. Así, muestra datos donde se constata que en la última década las compañías españolas y portuguesas han diversificado enormemente sus fuentes de ingresos. Las ventas domésticas de las empresas españolas han pasado de representar el 60% al 45% y las portuguesas del 85% al 60%. Una parte significativa de las ventas extranjeras son a países emergentes que disfrutan de elevados crecimientos como Brasil. Adicionalmente el gestor hace referencia a la buena gestión de muchas de las empresas del Ibex 35 cuando se comparan a sus competidores internacionales, como BBVA, Santander o Telefónica.

La reciente corrección de la Bolsa española, que ha llevado a un importante y desconocido desligamiento de la misma respecto a los principales índices bursátiles de otros mercados desarrollados, es entendida por Morgado como una excelente oportunidad de entrada. Sus apuestas más importantes ahora son los dos grandes bancos, Santander y BBVA. No sólo alaba su buena situación competitiva internacional, tras la debacle de muchos bancos anglosajones y europeos, sino que espera que disfruten de una ganancia de cuota de mercado doméstica, a consecuencia de la reorganización del sector financiero en España. Algunos bancos medianos como Popular, Pastor y Espírito Santo también están sobreponderados. Aquí la razón sería simplemente una pura cuestión de valoración, con ratios como el precio sobre valor contable, que han quedado muy atractivos.

Dentro de sus apuestas "contrarias" encontramos BME y la aerolínea Vueling. La razón que expone Morgado para la primera "es que el mercado ha estado excesivamente focalizado en los nuevos competidores, plataformas de negociación extranjeras". Por el contrario, una balance donde un 20% es liquidez, un PER de 11 y una rentabilidad por dividendo el 8% son razones de valoración muy importantes. En el caso de Vueling, además de las valoraciones, le gusta su fuerte situación competitiva doméstica frente a Spanair (que podría verse abocada a desaparecer) o Ryanair, cuya operativa desde Barcelona se esta retrasando.

En Portugal le gusta la creciente exposición a países fuera de la OCDE y la propia África que se materializa en el hecho de que por ejemplo el 9% de las exportaciones se concentren en Angola. Algunas compañías como Galp o Jerónimo Martins son buenos ejemplos de ese dinamismo de internacionalización.

Ficha

l Gestor: Firmino Morgado.

Gestora: Fidelity Investments.

Fondo: Fidelity Iberia.

Fecha de lanzamiento: 10-1-1990.

Gestiona desde: 9-1-2006.

Patrimonio: 179 millones.

Comisión anual: 1,5%.