Planea operar en vida y generales

Caser prepara su primer paso fuera de España en Costa Rica

Caser está decidida a acometer una expansión internacional. Tras un año de preparativos, ha puesto Costa Rica en su punto de mira. Este país acabó con el monopolio público sobre el negocio asegurador en 2008. La compañía española ya ha iniciado contactos para sellar alianzas de bancaseguros.

Caser prepara su primer paso fuera de España en Costa Rica
Caser prepara su primer paso fuera de España en Costa Rica

El proyecto internacional de Caser comienza a tomar forma. La compañía de las cajas de ahorros prepara su desembarco en Costa Rica. La entidad ultima el plan de negocio para constituir una aseguradora en ese país. Su intención es operar tanto en el ramo de vida como en el de daños.

El proyecto dista de ser improvisado. La compañía lleva rumiando la idea más de un año. Así lo prueba la creación, en febrero de 2009, de una dirección de expansión para América Latina. Al frente de este departamento, dependiente del negocio de cajaseguros, se puso a Gonzalo Lasierra Herreros.

Caser mantiene contactos fluidos en el país centroamericano, tanto con los reguladores como con entidades financieras. Su intención es sellar acuerdos de distribución o, incluso, crear sociedades conjuntas. La firma española habría sondeado a grupos públicos como Banco Nacional (155 oficinas y activos por 3.981 millones de euros en 2008), Banco de Costa Rica (263 agencias y activos por 2.663 millones) y Bancrédito (nueve locales y 394 millones en activos). Asimismo, ha mantenido reuniones con grupos privados como Improsa (nueve sucursales y 322 millones de euros en activos), Promérica (10 oficinas y 289 millones), BAC San José (25 locales y 1.346 millones en activos) y la filial costarricense de HSBC (33 agencias y 1.091 millones en activos).

El mercado asegurador de Costa Rica reunía un volumen de primas de 435 millones de euros en 2008, según un informe de Mapfre titulado El mercado asegurador latinoamericano. Los ingresos por pólizas crecieron, pues, un 21,6% en euros y un 32,6% si se miden en la moneda local, el colón. Los seguros de no vida aportaron 418 millones y los contratos de vida los 17 millones de euros restantes.

El país cuenta con 4,5 millones de habitantes y, de acuerdo con el trabajo de Mapfre, la prima per cápita ronda los 96 euros. Por debajo de los 156 euros de media en Panamá, pero por encima de El Salvador (42 euros), Honduras (26), Guatemala (21) y Nicaragua (13). De hecho, según el estudio, el seguro representa el 2,2% del PIB nacional.

Liberalización del mercado

Costa Rica supone una oportunidad para las compañías del sector porque, en julio de 2008, el país acabó con el monopolio estatal vigente desde hacía 84 años. æpermil;ste se encontraba administrado por el Instituto Nacional de Seguros, que mantendrá su actividad como entidad estatal. La norma fijó, además, la creación de la Superintendencia General como órgano supervisor.

La ley que liberalizó la actividad aseguradora se aprobó en aplicación del tratado de libre comercio suscrito entre EE UU, Centroamérica y la República Dominicana (Cafta-RD, en inglés) en 2004.

Varias entidades han comenzado a operar en ese mercado. Entre ellas figuran las estadounidenses Alico y Pan American Life, la panameña Assa y Mapfre, de mano del también panameño Grupo Mundial. Asimismo, se ha creado una firma costarricense de capital privado llamada Seguros del Magisterio.

Caser también sopesa invertir en otros países de América Latina como México, Brasil, Chile, Colombia y Ecuador. Si culmina su salto atlántico, la firma engrosará la lista de entidades españolas con presencia internacional, entre las que destacan Mapfre, Catalana Occidente y las aseguradoras de los grandes bancos: Santander y BBVA. Por otro lado, seis grupos tienen presencia en Portugal. Son Eurovida (Banco Popular), Asefa, AMA, PSN, Cesce y Seguros España.