Valor a examen

Banesto deja alto el listón para la banca mediana

Los analistas destacan el alza del margen de intereses y la provisión de la cartera de inmuebles.

Banesto deja alto el listón para la banca mediana
Banesto deja alto el listón para la banca mediana

Banesto ha vuelto a ser la primera entidad financiera española en anunciar sus resultados trimestrales -con un crecimiento plano de los beneficios, hasta los 211,5 millones- y ha marcado una valiosa referencia para el resto de la banca mediana. Ha conseguido suavizar el avance de la morosidad, que se mantiene casi dos puntos por debajo de la media del sector, aumentar su margen de intereses, pese a la caída en volúmenes y de la repreciación de la cartera hipotecaria a un menor tipo de interés, y ha mejorado la provisión de su cartera inmobiliaria en balance, que está ya cubierta al gusto del Banco de España, es decir, asumiendo una pérdida del 30% sobre el valor original.

A pesar de insistir en una previsión negativa para los resultados de la banca española y de advertir que la cotización podría continuar afectada por el riesgo soberano, Nomura anunció el viernes una mejora de su recomendación para Banesto desde reducir a mantener, con un precio objetivo de 9 euros por acción. La firma destaca "la solidez de los resultados, los buenos ratios de capital y las provisiones realizadas en la cartera inmobiliaria", argumentos para considerar limitados los riesgos del valor. "En especial en comparación con el resto de bancos domésticos", añade.

BPI destaca que la exposición de Banesto al crédito al promotor inmobiliario está por debajo del sector. En concreto, la entidad tiene créditos en el sector de la construcción e inmobiliario al cierre del primer trimestre por 13.262 millones de euros, lo que supone el 17,2% del total de la cartera crediticia, un porcentaje que queda por debajo del 25% de media del sector financiero español -23% para los bancos y 28% para las cajas- según datos del Banco de España a diciembre de 2009.

Consecuencia del pinchazo inmobiliario, Banesto tiene en balance inmuebles adquiridos a promotores por 1.183 millones de euros, más otros 1.146 millones de euros de inmuebles adjudicados, procedentes de embargos. Si se contabilizaran todos como morosos, la tasa de impagados de Banesto sería del 5,82%, según calcula BPI, frente al 3,12% anunciada en la presentación de resultados, de acuerdo con los criterios que establece el Banco de España. Sin embargo, Banesto cuenta a su favor con una morosidad que, al margen de los inmuebles en cartera, queda bastante por debajo de la media del sector, del 5,1% en el mes de enero. Además, el banco ha mejorado al 30% la provisión de sus inmuebles adquiridos a promotores, después de destinar a este saneamiento un total de 91 millones de euros, incluidos los 70 millones de plusvalías extraordinarias obtenidas de la venta de oficinas.

En opinión del servicio de análisis de Sabadell, esa dotación reduce la cuantía de los ajustes extraordinarios que se pueden ver en 2010. "Ponerse al nivel de las expectativas del Banco de España no ha supuesto una merma relevante de los resultados", añade. La firma destaca además que la contención de la morosidad, que crece en 18 puntos básicos en el primer trimestre, es inferior a lo esperado.

El aumento del margen de intereses en un 2,4% interanual es otro de los elementos destacados por los analistas, si bien advierten de las dificultades a las que se enfrenta el banco para mantener ese crecimiento. Inverseguros recuerda que los bajos tipos de interés, que se estima permanecerán en el 1% más tiempo del esperado, la lenta recuperación de la economía española y la mayor competencia juegan en contra del margen de negocio. "Harán muy difícil que Banesto pueda compensar vía diferencial o vía captación y vinculación de clientes unos márgenes de intereses tan elevados", señala. BPI cree un claro desafío el objetivo del banco de conservar un margen de intereses plano en el segundo trimestre y prevé un recorte del 6% para el conjunto de 2010, que Sabadell amplía al 8%.

Más morosidad y menos crédito

La tasa de morosidad sigue creciendo, a pesar de que la banca hace varios trimestres que recortó la concesión de créditos. En el caso de Banesto, el moderado avance de la morosidad -del 2,94% al 3,12% durante el primer trimestre del año- convive con un recorte de los créditos del 2,1% interanual.

Al igual que sucede en el conjunto del sector financiero, sólo despunta con claridad la financiación a la Administración pública, con un avance interanual del 69,4%, hasta los 2.149 millones de euros. Pero también se aprecia un ligero crecimiento del 3,6% en el crédito a vivienda de Banesto, a los 20.367 millones de euros. La casa es lo último que se deja de pagar, tal y como revela la baja morosidad en las hipotecas de particulares, del 1,34%, frente a impagos del 8,56% en crédito al consumo y del 8% en promotores.