Medidas anticrisis

Las rentas altas no podrán acogerse a la deducción fiscal por rehabilitación

Las rentas superiores a los 53.000 euros anuales no podrán acogerse a las nuevas deducciones por rehabilitación de vivienda. La deducción será del 10% para contribuyentes de renta inferior a 33.007 euros con un límite de 4.000 euros anuales por declarante, pero desaparecerá progresivamente para los contribuyentes con rentas más altas. A partir de 53.000 euros. no se tendrá derecho a ese ahorro. Además las obras que se beneficien de la nueva deducción no podrán pagarse en efectivo, para evitar un eventual repunte de la economía sumergida y para garantizar que se crea empleo de calidad.

La nueva deducción en el IRPF es una de las medidas que contempla el decreto del Gobierno, que está divido en un total de seis capítulos: la rehabilitación de vivienda, el fomento de la actividad empresarial, el apoyo a las pequeñas y medianas empresas, la protección de los ciudadanos, el sector energético y el sistema financiero.

La deducción, que soportará íntegramente el Estado, será del 10% para contribuyentes de renta inferior a 33.007 euros con límite de 4.000 euros anuales por vivienda, pero desaparecerá progresivamente para los contribuyentes con rentas más altas. En este sentido, las fuentes explicaron que las rentas del último tramo (superiores a los 53.000 euros anuales) no tendrán derecho a la deducción.En un encuentro informativo, fuentes del Departamento que dirige Elena Salgado explicaron que algunas empresas dedicadas a este sector podrían tener inconvenientes en la emisión de facturas por las obras, por lo que ésta es una forma de evitar la situación. Por ello, las obras no podrán abonarse en metálico, sino mediante otras fórmulas que dejen constancia del pago, como cheques o transferencias.

Según las fuentes, el decreto incluye además un detalle sobre los nuevos créditos directos que facilitará el Instituto de Crédito Oficial (ICO), aunque para ponerlo en marcha el Consejo de Ministros ha dado 'luz verde' a cuatro acuerdos económicos fuera del decreto.

Se eleva un 10% el límite de inembargabilidad

Lo que si recoge el texto es la necesidad de que el nuevo programa de créditos sea comercializado a través de una red financiera de ámbito nacional, seleccionada por concurso público.

El decreto incluye también dos medidas para reactivar el turismo ya contempladas en el primer documento que presentó el Gobierno y una nueva con la que pretende reducir las tasas de ruta a todos los aviones comerciales que sobrevuelen territorio español.

En cuanto a la iniciativa que supone una reforma de la Ley de Enjuiciamiento Civil para elevar el umbral de inembargabilidad en los supuestos de ejecución hipotecaria sobre su vivienda habitual, las fuentes explicaron que el límite, actualmente el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), se eleva en un 10%, a lo que se sumará un 20% adicional por cada familiar a cargo de la persona objeto del embargo.