Portal de publicidad móvil

EE UU estudia si Google vulnera la competencia al comprar AdMob

Los responsables de Comercio de la Administración estadounidense están investigando la adquisición de Google del portal de publicidad móvil AdMob, por el que pagó 750 millones de dólares (561 millones de euros al cambio actual).

Según el diario The Wall Street Journal, la Comisión de Comercio Federal estadounidense (FTC en sus siglas en inglés) ha creado un equipo de investigación y ha enviado cartas a los competidores de AdMob's solicitando que testifiquen. Además, ha enviado un informe a la Cámara de Representantes donde desglosa las preocupaciones de los responsables de Comercio. Sin embargo, el diario asegura que la FTC todavía no ha tomado una decisión definitiva y que aún no se ha producido una votación formal por parte de sus cinco comisarios. Una de las principales preocupaciones de la Comisión de Comercio podría centrarse en el control que Google tendría del mercado publicitario online tras la compra de AdMob.

Por otra parte, distintas asociaciones de fotógrafos y periodistas gráficos han presentado una demanda conjunta contra Google en la que alegan que la compañía californiana infringiría sus derechos al realizar copias digitales de libros donde han publicado sus obras gráficas. La demanda conjunta, presentada ante un tribunal neoyorquino, deberá ser admitida para ver si es o no juzgada ante un tribunal.

GOOGLE 1.482,73 0,16%

La demanda se ha presentado después de que otro tribunal neoyorquino rechazara que los artistas gráficos formaran parte del acuerdo -valorado en 125 millones de dólares- entre Google y asociaciones de escritores para permitir la copia digital de sus obras. "Se trata de un caso en el que los artistas buscan una compensación", ha asegurado James McGuire, uno de los letrados que ha impulsado la nueva demanda contra Google. Entre los grupos que la han interpuesto está la Asociación Americana de Fotógrafos de Medios y la Asociación Americana de Fotógrafos Profesionales. "Estamos seguros de que los libros de Google cumplen con las leyes internacionales de derechos de autor", aseguraba un portavoz del buscador.