Partidos políticos

El Gobierno reprocha el silencio de Rajoy tras las últimas pruebas de 'Gürtel'

El PP mantiene el apoyo a Bárcenas y el PSOE pide elecciones en Valencia

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, reprochó ayer "el clamoroso silencio" del presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, tras las últimas revelaciones en torno al caso Gürtel, en especial en lo que afecta al ex tesorero del partido, Luis Bárcenas, quien, según consta en el sumario, habría cobrado 1,3 millones de euros en comisiones irregulares.

De la Vega afirmó que ese silencio "puede llegar a interpretarse como una justificación", por lo que instó a Rajoy a que dé explicaciones sobre lo que se afirma en los informes policiales que constan en la instrucción.

De la Vega lamentó que Rajoy "una vez más haya optado por mantenerse de perfil y aplicar guante de seda a hechos de la máxima gravedad que afectan de lleno al PP y a las administraciones que gobierna".

El Partido Popular, por su parte, defendió "la presunción de inocencia" de Bárcenas "hasta que el Tribunal Supremo dicte lo contrario", dijo el portavoz de Justicia del PP en el Senado, Agustín Conde. El ex tesorero, que dejó el cargo orgánico cuando estalló el caso el año pasado, sigue ocupando su escaño de senador.

Los populares mantuvieron ayer el mismo discurso que el martes, cuando se levantó el secreto del sumario del caso que instruye el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, en el sentido de que no hay novedades que justifiquen tomar medidas disciplinarias más allá de las que ya acordó en su día.

En las dos autonomías más salpicadas por el escándalo, Madrid y la Comunidad Valenciana, la oposición a los Gobiernos regionales, ambos del PP, exigieron medidas drásticas de regeneración de la administración.

En Valencia, el secretario general del PSPV-PSOE, Jorge Alarte, exigió a Rajoy, que "sustituya al presidente valenciano, Francisco Camps, por un diputado autonómico honrado y que éste convoque elecciones anticipadas para terminar con una forma de hacer política marcada por el caso Gürtel. Y desde el grupo Compromís se acusó al PP de fraude electoral por la supuesta financiación irregular del partido.

Banco de Valencia ayuda a Matas a pagar la fianza

El ex presidente del Govern Balear, Jaume Matas, ha pagado los tres millones de fianza que le permitirán evitar la cárcel por el caso de supuesta corrupción en el seno del Ejecutivo de la isla durante la construcción del velódromo Palma Arena.

Matas ha ingresado la cantidad exigida por el juzgado desde dos cuentas, una del Banco de Valencia, participado por Bancaja, y otra de la Caja de Arquitectos.

La entidad valenciana emitió un comunicado en el que confirmó que ha prestado dinero a Matas y justificó la operación "tanto por la antigüedad como cliente, como, sobre todo, por las garantías reales y personales que se le han ofrecido". Matas, según fuentes financieras, tiene una antigua amistad con Domingo Parra, consejero delegado del banco, con quien coincidió en la universidad.