Perteneciente a Nueva Rumasa

Clesa traspasa activos y eleva en 175 millones el capital de Cacaolat

Cacaolat, empresa perteneciente a Nueva Rumasa, ha aumentado su capital social en 175,17 millones de euros como consecuencia de la segregación de ramas de actividad de la sociedad Clesa en favor de la firma de batidos.

Según constaba ayer en el Boletín Oficial del Registro Mercantil, el capital social resultante tras la ampliación queda establecido en 175,23 millones de euros. En concreto, Clesa ha traspasado en bloque a Cacaolat las actividades relacionadas con las marcas Cacaolat, Sali, Letona y La Levantina, así como los productos comercializados con estas marcas.

Uno de los motivos por los que la familia Ruiz-Mateos aprobó la escisión de estos negocios fue la posibilidad de sacar a Bolsa la empresa de batidos, concretamente en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB), una operación que tiene en estudio, pero para la que por el momento no hay fecha prevista. Además, la compañía tampoco ha descartado otras opciones para el futuro de su filial.

Nueva Rumasa estima que la valoración bursátil de su filial Cacaolat rondaría los 180 millones de euros. Con su salida a Bolsa, buscaría acometer los planes de crecimiento de la empresa láctea, entre los que figura la construcción de una nueva planta en Barcelona, que se sumará a las otras cinco que posee: dos en Madrid y una en Galicia, Sevilla y Zaragoza, respectivamente.

Propiedad de Letona desde 1931, en el año 1971 Cacaolat fue comprada por Centrales Lecheras Españolas (Clesa), y en 2001 ésta fue adquirida por la multinacional láctea Parmalat. En la actualidad tanto Letona como el grupo Clesa pertenecen al grupo Dhul, división de alimentación de Nueva Rumasa.