Bolsas de inactivos entre los prepago

Las compañías de móvil eliminan casi un millón de clientes de su cartera

Primero fue Vodafone, con 266.000. Luego vino Telefónica, con otros 715.000. El total suma casi un millón y corresponde a usuarios de móvil en España que las compañías han borrado de sus cuentas de golpe en los últimos meses por su inactividad. Y a partir de mayo, vendrán más recortes.

La eclosión del internet móvil demanda la red de nueva generación
La eclosión del internet móvil demanda la red de nueva generación

La telefonía móvil aparenta ser el sector que nunca cae. Pese a crisis y turbulencias internacionales, el número de abonados sigue creciendo en España y la penetración supera ya el 109%, lo que significa que cada persona, bebés incluidos, tiene más de un teléfono celular en el bolsillo.

Pero, por primera vez, esta subida de clientes no ha estado acompañada de alza de ingresos ni de tráfico. El año 2008 arrancó con 49,2 millones de usuarios de móvil y 2009 ha terminado con 53 millones. Por el contrario, los ingresos por servicios celulares han caído seis trimestres consecutivos. Tampoco el tráfico creció en 2009.

Y eso, pese a que en teoría el número de clientes de telefonía móvil fue mucho mayor en 2009 que en 2008. Fuentes de las operadoras explican que hay motivos para el descenso de ingresos, como la reducción de los precios finales. La bajada del tráfico se justifica en parte, añaden, por la reducción del consumo que están haciendo los clientes por la situación de crisis.

Una encuesta de Industria rebaja la penetración real del móvil al 85,5%

Pero otras fuentes del sector apuntan a que la contabilización de los clientes de prepago -los de tarjeta- no siempre es la más correcta. Una cosa es que el cliente haya existido alguna vez y otra muy distinta es que la línea siga en uso. Y así multiplicado por miles, señalan. De ahí que las cifras de clientes no sean reales. Algunas encuestas -la última, del Ministerio de Industria- llegan a rebajar al entorno del 85% la penetración real del móvil. Y eso obliga a las limpiezas que tienen que hacer de vez en cuando las operadoras celulares.

Orange hizo la más temprana. En 2007, borró medio millón de usuarios de su cartera. Pero Vodafone y Telefónica han coincidido en el pasado más reciente. En octubre, la filial española de la operadora británica quitó 266.000 abonados. Vodafone cambió el criterio de contabilización de clientes activos y pasó a dar de baja a los usuarios tras 10 meses sin realizar una actividad de gasto, frente a los 12 meses anteriores.

Poco después, Telefónica replicó el movimiento, pero más amplificado. En las cuentas cerradas el pasado diciembre, comunicó la eliminación de 715.000 usuarios de telefonía móvil prepago. En su caso, no dio más explicación que la inactividad, pero sí dejó claro que no tendría ningún efecto en las cuentas, lo que reafirma la idea de que esos usuarios no aportaban ingresos desde hacía tiempo.

En resumen, con sólo dos meses de diferencia, las principales operadoras de móvil borraron a casi un millón de clientes. Y fuentes del sector aseguran que la limpieza todavía podría ser mayor. "Hay muchos clientes que se dan de alta en un operador por una promoción concreta. No vuelven a usar el móvil desde que se termina, pero la compañía sigue contabilizándolo mucho más tiempo", explican.

Las 'telecos' darán de baja a los usuarios sin identificar en mayo

Las recientes limpiezas de clientes pueden quedar en nada cuando llegue la que habrán de realizar a partir de mayo, cuando termina la moratoria que el Gobierno dio para que las operadoras de móvil devolvieran la línea a los usuarios de prepago sin identificar.

Por ahora, las firmas han eliminado a los clientes sin identificar que han entrado en el criterio de inactividad, pero no a muchos más.

Telefónica ha minimizado la cifra que tendrá que sanear y afirma que superará ligeramente los 100.000 clientes. Pero fuentes del sector dicen que serán más. De los más de dos millones que había sin identificar antes de la moratoria, sólo ha pedido recuperar la línea entre el 35% y el 40%.