Testimonio ante la comisión financiera del Congreso

Greenspan culpa a las agencias publicas de haber estimulado la burbuja inmobiliaria

El ex presidente de la Reserva Federal, Alan Greenspan, dijo hoy que la especulación con hipotecas de alto riesgo, causa principal de la crisis financiera global, estuvo estimulada por las agencias hipotecarias semipúblicas.

El ex presidente de la Reserva Federal, Alan Greenspan
El ex presidente de la Reserva Federal, Alan Greenspan

En un testimonio ante una comisión creada por el Congreso de EEUU para estudiar la fuerte crisis del sistema financiero en 2008, Greenspan mencionó a las agencias hipotecarias Fannie Mae y Freddy Mac como patrocinadoras de la crisis.

Estas dos gigantes hipotecarias, que han dominado durante años el mercado inmobiliario de EEUU, se encuentran bajo el control del Estado desde que estalló la crisis hipotecaria, aunque ya antes funcionaban bajo el paraguas de la administración.

En su relato de los factores que desataron la crisis, Greenspan mencionó, como un primer componente, "la enorme conversión de hipotecas de alto riesgo en títulos de especulación financiera desde 2003".

El segundo ingrediente, también según Greenspan, fue la intervención de las dos agencias hipotecarias paraestatales que estimuló el otorgamiento de préstamos de alto riesgo que, convertidos luego en paquetes de inversión, circularon en los mercados financieros globales.

El antiguo presidente de la Fed, considerado uno de los grandes "gurús" de la economía, advirtió a los congresistas de que las autoridades reguladoras no pueden evitar que suceda otra crisis, aunque sí limitar su impacto.

De hecho, dijo, la reciente crisis financiera ha puesto en evidencia las limitaciones de los Gobiernos para vigilar el funcionamiento de los mercados.

"Los reguladores no pueden usar con éxito su púlpito para controlar los precios de los activos, y no pueden dirigir su política reguladora y supervisora en función de los movimientos de los precios. Ni tampoco pueden eliminar totalmente la posibilidad de crisis futuras", apuntó.

Sin embargo, Greenpsan digo que una manera de mitigar los riesgos de una crisis y proteger el sistema es exigir a los bancos mayores requerimientos de capital y provisiones, y someter a un mayor control a las empresas que son demasiado grandes para quebrar.