Más de 1,6 millones de puestos destruidos

Corbacho: No se puede recuperar en tres meses el empleo perdido en tres años

El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, dijo hoy que "nadie espere que en tres meses de recuperación económica" se pueda recuperar los más de 1,6 millones de puestos de trabajo destruidos durante tres años de crisis.

En el turno de preguntas durante un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum y tras presentar al presidente de la FEMP, Pedro Castro, el ministro se refirió al incremento paulatino del número de parados y comentó: "Estamos en un ajuste final de la economía que todavía tendrá repercusiones negativas sobre el desempleo".

Tras comentar que no va a ser "tan ingenuo" como para dar un dato sobre el día y la hora en que acabará el paro, señaló que "probablemente el ajuste final se producirá a final de este año", será el momento -explicó- en que se empezará a constatar una "recuperación probablemente lenta" y "tal vez en esa recuperación será cuando el paro empiece a cambiar de signo".

Corbacho recordó que "esta crisis no es endógena de uno o dos países", ya que "tiene las mismas características prácticamente en todos, con unas consecuencias muy parecidas, aunque con resultados diferentes" y puso como ejemplo a Alemania donde "no hay paro pero hay un millón y medio de personas trabajando el 50% de la jornada laboral".

Tras añadir que "todos los analistas parecen coincidir en que el peor tiempo de la crisis ha pasado", Corbacho indicó que uno no puede dejarse llevar sólo por la realidad que viven muchas personas que han perdido el empleo, ya que al final ello "te acabaría colapsando y siendo un pésimo gobernante".

Por último, Corbacho precisó que "uno no puede vivir al margen" de la preocupación por las personas que han perdido su empleo, pero insistió en que "un gobernante tiene que tener la frialdad para la toma de decisiones, que no la indiferencia respecto de las situaciones".

Espera llegar a acuerdos en el diálogo social

El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, se ha mostrado hoy convencido de que a finales de este mes habrá acuerdo en los temas de diálogo social, ya que éste "va bien" y "la semana que viene habrá seguramente un primer esbozo del documento más ampliado" del texto que ya presentó el Gobierno en febrero.

A la entrada de un desayuno informativo en el que presentó al presidente de la FEMP, Pedro Castro, Corbacho ha asegurado que todas las partes que participan en el diálogo social tienen la "voluntad" de lograr el "máximo consenso posible", por lo que tienen "la intención de ir explorando cada uno de los puntos que contenía el documento" que el Gobierno presentó a los agentes sociales el pasado 5 de febrero.

El titular de Trabajo ha destacado que en dicho documento "es importante" todo lo que tenga que ver con los jóvenes y ha señalado que habría que ver cómo se puede concretar la "medida alemana", que propone una reducción de jornada compensada con un subsidio estatal para evitar un mayor aumento del paro.

Ha añadido que en las próximas semanas se debería abordar cómo se puede mejorar "el tema de la contratación" y ver cómo se puede "hacer más efectivo el contrato de fomento", y ha recordado que en el caso de los jóvenes existen dos tipos de contratos: el de formación y el de prácticas.

Corbacho ha valorado "positivamente" la propuesta hecha por CC OO sobre la posibilidad de traer a España el modelo austríaco de indemnización por despido y ha comentado que habrá que tomarla "en consideración", aunque no cree que sea "el momento adecuado" por motivos de tiempo.

A juicio del ministro, "los modelos no se pueden transportar de un país a otro miméticamente" pero le parece que "no está mal" todo lo que vaya encaminado a "abrir reflexiones" para buscar "modelos que permitan seguridad y flexibilidad".

Tras asegurar que la posición de la CEOE está siendo "muy constructiva", Corbacho ha asegurado que "el Gobierno toma en cuenta todas las reflexiones" que se hagan porque el Ejecutivo sólo tiene la voluntad de "llegar a un acuerdo de diálogo social".