Por detrás de La Caixa, Caja Madrid y Bancaja

La fusión entre Caixanova y Caixa Galicia crearía la cuarta caja por activos

La probable fusión entre Caixa Galicia y Caixanova crearía la cuarta caja de ahorros española por volumen de activos, al sumar 78.077 millones, solo por detrás de La Caixa, Caja Madrid y Bancaja.

No obstante, si fructifican los actuales procesos de unión o fusión en el que están inmersas actualmente más de una veintena de cajas, la nueva entidad gallega resultante ocuparía la quinta plaza de la clasificación.

Esto se debe a que delante de ella se situaría la caja fruto de la unión entre Caixa Catalunya, Caixa Manresa y Caixa Tarragona, proyecto que ya ha sido aprobado por el Banco de España, al igual que los de Caixa Manlleu, Sabadell y Terrasa, el de las cajas castellanoleonesas Caja Duero y Caja España, y el de Caja Castilla La Mancha (CCM) y Cajastur.

El pasado 29 de julio el supervisor también aprobó el plan de actuación presentado por Unicaja y Cajasur para afrontar su proceso de integración.

El Consejo de Administración de Caixanova aprobó hoy por unanimidad el inicio formal de las negociaciones para explorar una posible fusión con Caixa Galicia.

En una reunión extraordinaria, el Consejo de Caixanova ratificó así el acuerdo firmado por su presidente, Julio Fernández Gayoso, con el director general de Caixa Galicia, José Luis Méndez, para estudiar una integración entre ambas, vía fusión.

La semana pasada, tras reunirse con el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, los presidentes de ambas cajas se comprometieron a iniciar oficialmente los contactos para analizar la posible fusión.

En el acuerdo, que también ratificó la conselleira de Hacienda, Marta Fernández Currás, ambos directivos también se comprometieron a someter la posible fusión a votación a sus respectivos consejos de administración antes del 6 de abril.

El Consejo de Caixa Galicia ya ratificó la semana pasada el acuerdo suscrito y nombró a un equipo para negociar la posible fusión.

Según la auditoría encargada por la Xunta para estudiar la viabilidad de la fusión a la empresa KPMG, la posible caja fusionada debería pedir alrededor de 1.198 millones de euros al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), aunque desde el entorno de Caixanova prevén que esta cifra sea mucho mayor.

Según los datos facilitados por la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) correspondientes a 2009, y recabados por Efe, la posible unión que llevarán a cabo las dos gallegas crearía la cuarta caja por volumen de activos al sumar 78.077 millones de euros.

De ellos, 46.339 millones provienen de Caixa Galicia y 31.737 millones de Caixanova.

De esta forma, la caja resultante sólo sería superada por La Caixa (271.872 millones de euros), Caja Madrid (191.904 millones) y Bancaja (111.459 millones).

Una vez culmine el proceso de reestructuración financiero en marcha, la nueva caja gallega ocuparía el quinto puesto, por detrás nuevamente de las tres grandes cajas, más la entidad que resulte de la fusión de las cajas catalanas, Caixa Catalunya, Manresa y Tarragona, que sumará 81.024 millones de euros en activos.

En cuanto al volumen de depósitos, la nueva caja gallega aglutinaría 48.784 millones de euros, con lo que ocuparía la quinta posición.