Perdió 176,75 millones en 2008

El consejo de Sacyr no recibió remuneración en 2009 por las pérdidas registradas el ejercicio anterior

El consejo de administración de Sacyr Vallehermoso no percibió remuneración alguna en el ejercicio 2009 para cumplir con sus estatutos y compensar lo cobrado a cuenta en 2008, después de que el grupo cerrara en pérdidas dicho ejercicio.

El presidente de Sacyr, Luis del Rivero, charla con el ministro de Fomento, José Blanco.
El presidente de Sacyr, Luis del Rivero, charla con el ministro de Fomento, José Blanco.

Según una práctica de buen gobierno que recogen los estatutos de la compañía que preside Luis del Rivero, a los miembros del consejo no les corresponde retribución alguna en concepto de dietas y atenciones estatutarias en caso de que la empresa registre pérdidas.

Sacyr cerró 2008 con una pérdida neta de 176,75 millones de euros, fundamentalmente por efecto de la venta de su participación en la francesa Eiffage. Por ello, anunció que sus consejeros deberían devolver los 1,534 millones cobrados a cuenta y que este reintegro se realizaría a cuenta de los importes a cobrar en 2009.

Del importe total a devolver, al presidente y al consejero delegado, Manuel Manrique, les correspondía 110.000 euros a cada uno, y al vicepresidente y tercer máximo accionista Juan Abelló, unos 112.000 euros.

SACYR 2,39 -3,01%

De esta forma, Sacyr apenas pagó unos 221.000 euros brutos a miembros de su consejo el pasado año, importe que corresponde a los vocales que se incorporaron en 2009 y no formaban así parte del máximo órgano de gestión del grupo en 2008, según consta en el informe de gobierno corporativo de Sacyr, remitido hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Asimismo, el grupo de construcción, servicios y energía redujo en un 2,3% la remuneración a los miembros de su alta dirección, de forma que se repartieron un total de 5,64 millones de euros.

Incorporación de mujeres

En el informe de gobierno corporativo, Sacyr se refiere a la ausencia de mujeres en su consejo garantizando que sus "procedimientos de selección no han adolecido de sesgos implícitos que hayan obstaculizado el nombramiento de mujeres".

"A pesar de las especiales dificultades que atraviesa la economía y, más concretamente, los sectores de actividad de nuestro grupo, no hemos escatimado ningún esfuerzo en este último año en seguir eliminando las especiales dificultades de acceso de la mujer al mundo laboral y en seguir fomentando e impulsando la conciliación de la viada laboral y la personal, con medidas como la flexibilidad horaria y reducciones de jornada", indica el grupo.

Según detalla, en 2009 se incorporaron a Sacyr 1.283 mujeres, y sesenta más promocionaron. Además, 1.918 trabajadores recibieron formación. "El principio de no discriminación y de respeto a la diversidad se entronca como un pilar de la organización y está presente en todos los procesos de selección, promoción y formación", concluye el grupo.