Para su posible venta a un fondo luxemburgués

Air Comet da luz verde a la negociación con Batalla Juanola

Air Comet ha dado luz verde a iniciar las negociaciones con Batalla Juanola para la posible venta de la aerolínea al fondo luxemburgués Real State Distressed Fund, según confirmaron a Europa Press fuentes cercanas a la operación.

Los propietarios de Air Comet, Gerardo Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual, han dado el visto bueno al aval por valor de 800 millones de euros presentado por el fondo la pasada semana y han accedido a que los expertos de Batalla Juanola realicen en los próximos días una auditoría completa de las cuentas de la compañía.

Fuentes de Air Comet confirmaron a Europa Press que han decidido iniciar conversaciones con la empresa catalana, tras estudiar las garantías económicas, que cubrirían la deuda de 160 millones de euros que tiene la compañía.

Las mismas fuentes explicaron que la documentación presentada "podría ser suficiente" y que la oferta del fondo luxemburgués "podría ser viable".

Sin embargo, los representantes de Air Comet se mostraron prudentes y mantendrán la solicitud de concurso de acreedores, pendiente de admisión a trámite por parte del Juzgado de lo Mercantil número 8 de Madrid.

Por su parte, el fondo luxemburgués condiciona la oferta definitiva de compra de la compañía al estado de las cuentas, por lo que su intención es comprobar en la auditoría si la deuda real se corresponde con los 160 millones de euros.

El Real State Distressed Fund está formado por un 'pool' de inversores, entre los que se encuentra una aerolínea no europea, que es la que lidera la propuesta de compra de Air Comet.

Esta compañía tomó la iniciativa entre los inversores que forman parte del fondo para encargar a Batalla Juanola la búsqueda de una aerolínea con el objetivo de adquirirla y transformarla en una compañía privada.

Los compradores estudian transformar Air Comet en una compañía de vuelos privados, aunque, no descartan estudiar la posibilidad de convertirla en una compañía pública. Sin embargo, no entrarán a estudiar las opciones hasta que no comprueben el estado real de las cuentas de Air Comet.

Segunda oferta de compra

De fructificar esta operación, sería la segunda vez que una aerolínea se interesa por Air Comet. En diciembre del año pasado el grupo Marsans, propietario de Air Comet, firmó con Air Transport un acuerdo de compra-venta, por el que el grupo el holandés se comprometía a invertir en la aerolínea española 90 millones de euros por la venta al precio simbólico de un euro, acuerdo que fue notificado a Aviación Civil.

Este acuerdo no llegó a concretarse porque el pasado 18 de diciembre un juez británico dictó una orden de embargo sobre los 13 aviones de Air Comet, ante el impago de un crédito de 25 millones de dólares (17,2 millones de euros) con el banco alemán Nord Bank. El 22 de diciembre la compañía anunció su cierre por insolvencia.

La licencia de explotación de Air Comet expiró el 15 de marzo, con lo que actualmente no se trata de una aerolínea y no puede operar vuelos. En el caso de que una compañía la adquiera con la intención de reflotarla tendría que solicitar una nueva licencia y cumplir los requisitos que se aplican en la normativa vigente a todas las compañías aéreas para obtenerla.