Pese a la crisis

Fitch cree que los bancos portugueses mantendrán los beneficios en 2010

La agencia de calificación de riesgo Fitch considera que los principales bancos portugueses mantendrán en 2010 los niveles de rentabilidad registrados en 2009, a pesar del débil ambiente macroeconómico y la subida de los costes de financiación.

La conclusión de Fitch sobre los mayores bancos portugueses- Caixa Geral de Depósitos (CGD), Banco Comercial Portugués (Millennium bcp), Banco Espirito Santo (BES), Santander Totta SGPS (Santander Totta) y Banco BPI- se justifica con las expectativas de aumento de los 'spreads'(diferencial) en la concesión de crédito y la contribución de Angola.

La agencia rebajó el mes pasado la calificación de riesgo crediticio de Portugal de "AA" a "AA-", a causa del alto nivel de deuda del país, en cambio, en el informe publicado hoy señaló que los márgenes de CGD, BCP, BES, Santander Totta y BPI deben permanecer relativamente estables en 2010 "por el aumento de los 'spreads' y la contribución de las operaciones internacionales, sobre todo en Angola".

Sin embargo, Fitch advirtió de que los costes de financiación de la banca portuguesa aumentarán más y que el acceso al crédito será más difícil si el mercado reacciona de forma negativa a la posición presupuestaria de Portugal.

Respecto a 2009, la agencia de calificación de riesgo subrayó que los bancos portugueses demostraron ser más resistentes que muchos de sus iguales internacionales y citó casos como los del Santander Totta, BPI y BES, que lograron aumentar sus beneficios.

Mientras que CGD, BCP, BES y BPI tiene un rating de "A+", con perspectiva negativa para Fitch, el Santader Totta cuenta con una clasificación "AA", con perspectiva estable.