Daniel Sánchez Crespo - Director del estudio Novarama

"Invizimals' ha conquistado Europa de la mano de Sony"

Unas criaturas invisibles, mitad monstruos mitad animales, que conviven con nosotros, en nuestras casas. Sólo se manifiestan a través de la PlayStation de Sony. æpermil;ste es el videojuego que ha invadido Europa.

Existencias agotadas antes de las pasadas Navidades. Unas ventas de 320.000 copias en Europa, de las que 70.000 se han comercializado en España. Invizimals es el primer videojuego español que Sony ha lanzado internacionalmente. Daniel Sánchez Crespo se siente orgulloso de haberlo conseguido desde el estudio Novarama.

¿Cómo se explica el éxito de Invizimals?

Hemos apelado a la idea de los monstruos dentro del armario, las hadas, los fantasmas,... Este tipo de figuras tienen éxito universal. Es un juego que conceptualmente se ha diseñado para los niños, pero también tenemos adultos de 30 años que nos preguntan qué deben hacer para capturar bichos. Al final, hemos comprobado que buena parte del éxito se debe a que gusta a mucha gente de todas las edades. Personalmente, lo que me ha hecho más ilusión es que desde España hemos aportado mucho en el éxito de Invizimals.

¿En qué consiste el juego?

El usuario debe capturar hasta 123 curiosas criaturas siguiendo las instrucciones de caza de cada uno de los monstruos. Buena parte de la novedad es que las criaturas son imperceptibles a simple vista, por lo que cada jugador sólo puede localizarlas a través de la PlayStation.

¿Qué aporta de diferente sobre otros videojuegos?

Permite dinamitar la frontera entre lo virtual y lo real. Es decir, se consigue que elementos virtuales en tres dimensiones se integren dentro de nuestro espacio real, interactuando con ellos, de tal manera que traspasan la pantalla. El escenario y el juego pasa a ser el salón de tu casa o el dormitorio del niño.

¿Cómo se han comportado las ventas en Europa?

Se ha vendido muy bien en Reino Unido, pero estamos muy contentos en cada uno de los 22 países donde hemos entrado. No podemos pedir más, puesto que el juego se lanzó el 12 de noviembre y a principios de diciembre ya se había agotado en España, donde hemos vendido 70.000 copias. Con todo, no es extraño este buen comportamiento, porque el mercado español es el sexto mercado en importancia en videojuegos. Aunque son datos históricos. Nos han dado el Premio Ciutat de Barcelona en la categoría de innovación tecnológica.

¿Qué papel ha desempeñado el estudio Novarama en el desarrollo de Invizimals?

El videojuego ha conseguido conquistar Europa del la mano de Sony. Sin esta compañía no se podría entender su éxito. Ellos mismos se han encargado de explicar que el videojuego se había desarrollado en buena parte desde España. Este tipo de productos se deben explicar bien y la multinacional lo ha hecho. Nos ha sorprendido el nivel de éxito alcanzado, pero tenemos claro que si el videojuego hubiera sido normalito no hubiéramos vendido nada.

Existe el viejo debate sobre la competencia de este tipo de ocio frente a los juguetes tradicionales...

El ocio evoluciona a lo largo de los años. Está muy bien que un niño juegue a la pelota, pero también me parece estupendo que practique con un videojuego. Quizás el problema es otro y está relacionado con el mundo moderno o con que los niños, tal y como están construidas las ciudades, tengan que jugar en parques.

"Tenemos contratos hasta finales de 2011"

Novarama cuenta con una cartera de pedidos llena. "Tenemos contratos hasta finales de 2011", asegura Daniel Sánchez Crespo, que lamenta que se haya acabado el descanso que se produjo después de terminar el desarrollo de Invizimals. Novarama se constituyó en Barcelona en 2003, y actualmente cuenta con una plantilla de 15 creadores. "Incluso estamos buscando gente para incorporarla a proyectos futuros", destaca Sánchez Crespo, consciente de lo extraño de la frase. Además de este equipo de personas local, parte del desarrollo del videojuego Invizimals, que se ha implementado durante un periodo de dos años, se ha apoyado en un equipo de 50 personas que colaboraban desde China.

La compañía de Sánchez Crespo empezó su actividad realizando juegos para ordenadores, luego para Nintendo DS y ahora ha evolucionado para PlayStation. "No necesitamos dinero, somos independientes", señala con cierto orgullo. "Buscamos siempre alianzas con socios", por lo que las necesidades financieras no son muy elevadas, argumenta Daniel Sánchez Crespo.