La de EE UU y Japón será más rápida que la de la UE

Fitch afirma que la recuperación económica cobra impulso

La agencia internacional de evaluación del riesgo Fitch afirmó hoy en un informe que la recuperación económica global que empezó a mediados del 2009 está "cobrando impulso". En su análisis trimestral, Fitch revisó al alza la previsión de crecimiento para las principales economías en el 2010, hasta el 2,8%, del 1,9% que había pronosticado en su informe del pasado diciembre.

En su análisis trimestral, Fitch revisó al alza la previsión de crecimiento para las principales economías en el 2010, hasta el 2,8%, del 1,9% que había pronosticado en su informe del pasado diciembre.

En particular, la agencia cree que avanzarán de forma destacada las economías de Estados Unidos y Japón, y menos las de la Unión Europea (UE), incluido el Reino Unido.

El crecimiento global se fundamentará sobre todo en el avance de más de un 7,5% de las economías emergentes del bloque de países conocido como BRIC, Brasil, Rusia, India y China.

En cuanto a las economías más industrializadas, Fitch observa que en EEUU, Francia, Japón y el Reino Unido el producto interior bruto (PIB) se expandió más de lo previsto en los últimos tres meses del 2009, mientras que en general en el conjunto de países ricos la actividad aumentó un 0,8%.

La zona euro vivió una ralentización, debido sobre todo a la ya prevista finalización del plan de ayuda al automóvil de Alemania, y sólo Italia sufrió un descenso del PIB imprevisto a finales del año pasado.

Las últimas estadísticas indican, sin embargo, que en todos estos estados se tiende al crecimiento en el 2010, lo que lleva a pensar a la agencia que en la mitad del 2009 se superó la crisis y se puso en marcha la recuperación.

Lo que ha posibilitado el regreso a la senda del crecimiento ha sido, entre otras cosas, una reactivación del comercio mundial, que ha recuperado ya casi dos tercios de las pérdidas registradas desde octubre del 2008, y la relajación de la política fiscal global, con recortes impositivos en muchos países que han permitido compensar los tipos de interés más bajos para los ahorradores.

Fitch espera que las economías ricas sigan avanzando en el 2011, pese a la retirada prevista de los estímulos a la economía aplicados por los diferentes gobiernos.