Del 9,5% en febrero

IATA confirma el repunte de la demanda en el sector aéreo, principalmente de carga

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) volvió hoy a dar buenas noticias sobre la evolución del sector al confirmar que la demanda siguió repuntando en febrero, principalmente la de carga (un 26,5 por ciento interanual), lo que también indica una gradual recuperación del comercio internacional.

Aunque la demanda de transporte de pasajeros registró ese mismo mes un significativo aumento del 9,5%, debe tenerse en cuenta que la comparación se hace con el peor mes (febrero de 2008) desde que empezó la crisis económica mundial.

A ese respecto, la IATA precisó que el tráfico de pasajeros todavía deberá aumentar el 1,4 por ciento para volver a los niveles previos a la crisis, mientras que el de carga deberá recuperarse un 3 por ciento más.

"Estamos en la dirección correcta y en dos o tres meses la industria deberá encontrase en los niveles de tráfico previos a la recesión", vaticinó el presidente de la entidad, Giovanni Bisignani.

En esta evaluación debe tenerse en cuenta igualmente que los meses de febrero tradicionalmente son los más débiles del año en cuanto a viajes.

La evolución por regiones sigue corroborando el ritmo desigual al que se recuperan las economías en las distintas partes del mundo.

Así, las aerolíneas europeas registraron el crecimiento más débil el pasado febrero (4,3 por ciento), apenas por encima de las compañías norteamericanas (4,4 por ciento), lo que en este caso también es consecuencia de un fuerte recorte de su capacidad, que ahora es 3 por ciento menor a la media de 2009.

En cambio, el tráfico en las compañías aéreas de Asia Pacífico tuvo un crecimiento del 13,5 por ciento, que en parte fue reforzado por el advenimiento del Año Nuevo Chino; y en las de Oriente Medio mejoró el 25,8 por ciento (la evolución más importante de todas las regiones).

Las compañías latinoamericanas mejoraron el 8,5 por ciento en febrero y las de África el 9,8 por ciento.

Al comentar estos indicadores regionales, Bisignani mencionó que es "decepcionante" que las débil demanda en el transporte de pasajeros y carga en Europa esté "en la línea" de la previsión de la IATA según la cual las firmas aéreas de este continente perderán 2.200 millones de dólares en 2010.

Lamentó las huelgas que realiza el personal de algunas aerolíneas europeas, en momentos en que esta "frágil industria necesita concentrase en mejorar su eficiencia y reducir costes".