Para combatir la crisis

Empresarios hosteleros apuestan por la calidad

Presentan un manual de buenas prácticas para ganar clientes

Servimos calidad". Es el compromiso que asumen desde ayer las empresas hosteleras. Más de 60 asociaciones de toda España apuestan por la calidad y la excelencia en el servicio para combatir la crisis y ganar competitividad. Una iniciativa impulsada por la Federación Española de Hostelería (FEHR) y el Ministerio de Turismo. æpermil;sta se apoya en un decálogo de buenas prácticas para garantizar la mejora continua de bares, restaurantes y cafeterías. Los establecimientos que se acojan a las normas tendrán una pegatina en su fachada.

El manual recomienda mejorar la calidad a partir de tres apartados: en el establecimiento, los productos y con las personas. En el primero se plantea el adecuado mantenimiento de las instalaciones, la climatización y la adaptación de los servicios para las personas con discapacidad. Garantizar la higiene y seguridad alimentaria, cumplir con las normas de horarios, límites de ruidos y de la ley del tabaco. Así como respetar al medio ambiente, a través de la eficiencia energética y el tratamiento de los residuos.

En el segundo apartado, y donde el presidente de la FEHR, José María Rubio, hizo mayor énfasis, se recomienda que se indique la procedencia de los productos servidos y se utilicen materias primas de calidad. Una información que siempre debe redactarse en castellano y detallar las especificaciones de la composición nutricional del mismo. En concreto, que los hosteleros cumplan las normas de etiquetado que exigen las leyes de España y de la Unión Europea.

El tercer y último punto sugiere un trato de igualdad en el trabajo, prevención de riesgos laborales, sensibilidad hacia las personas con discapacidad y respetar los derechos de los consumidores y vecinos. El manual (50.000 ejemplares) será distribuido en los más de 350.000 establecimientos hosteleros.

La idea de poner en marcha estas medidas descansa en "la debilidad en la gestión" que padece la mayoría de las empresas del sector (en un 90% microempresas), según la FEHR. El problema es que España ha perdido mercado. La competencia ofrece destinos también atractivos y más baratos. "Sólo ofreciendo la máxima calidad en nuestro servicio lograremos la mayor satisfacción de nuestros clientes, la clave del éxito de nuestro negocio", subraya Rubio. Un esfuerzo que debe venir desde el propio empresario, a juicio de Rubio, y que será evaluado por el cliente.

Para Joan Mesquida, secretario de Estado de Turismo, la calidad es uno de los atributos que más valoran los turistas extranjeros. De ahí la importancia del manual y de que el sector se comprometa a aplicarlo. "España es un país que hace muchos años dejó de competir por precio en el mercado", afirma.

El Gobierno y los hosteleros muestran su optimismo respecto a la recuperación de la actividad en los próximos meses. La FEHR prevé una mejora a partir de Semana Santa y el verano. Aunque el repunte del gasto se producirá más tarde, según la institución.

Un 85% de ocupación

El sector turístico había registrado una ligera mejoría en enero de este año. Pero en febrero volvió a caer la ocupación y los ingresos, por el mal tiempo. "Estamos en la senda de la recuperación. El crecimiento todavía no es lineal. Los datos pueden ser positivos en un mes y en el siguiente, negativo", explica Joan Mesquida. Y añade que la contracción de febrero se produjo específicamente por "la mala climatología", mientras que el comportamiento del gasto "es prácticamente similar al del año pasado".

Mesquida previó ayer la ocupación en Semana Santa en torno al 85%, un 10% más respecto al mismo periodo de 2009. AENA (Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea) calcula un incremento de las operaciones del 3,4% y el 5,6% entre el miércoles y domingo. Los empresarios, menos optimistas, habían previsto la semana pasada una ocupación del 75%.

El IVA, sin repercutir

El presidente de la Federación Española de Hostelería, José María Rubio, mantiene su posición de rechazo frente a la subida del IVA, que entrará en vigor en julio. "La subida no es buena. Ojalá no se produzca el aumento del IVA; ojalá haya un rebaja del tipo reducido. Pero es una decisión del Gobierno", se lamenta Rubio. Afirma que el sector absorberá, "en la mayoría de los casos", el incremento tributario por la crisis y la elevada competencia.