Subida en los Mercados

El apoyo a Grecia facilita una semana de alzas leves en las Bolsas

El Ibex gana el 0,73% y recupera los 11.000 puntos pese a la leve caída del viernes, una vez se mitiga el entusiasmo por el plan de rescate.

Grecia, una vez más, marcó el ritmo de la semana bursátil. El pacto al que llegaron los países de la Unión Europea para establecer un mecanismo de ayuda financiera al país en caso de necesidad eliminó uno de los principales focos de tensión. La decisión del BCE de prorrogar la rebaja del umbral de calidad mínima exigible a la deuda presentada como garantía para obtener liquidez -otro guiño a Grecia-, también se recibió con optimismo, al igual que la mayoría de los datos económicos publicados. La rebaja de rating que sufrió Portugal de manos de Fitch no agradó tanto, al volver a resaltar las incertidumbres económicas aún por resolver. En este contexto, la cautela se impuso el viernes aunque las Bolsas lograron concluir la semana en tono positivo.

El pacto fraguado entre Francia y Alemania para apoyar a Grecia prevé la intervención del Fondo Monetario Internacional y préstamos bilaterales de los países de la zona euro sujetos a la aprobación por unanimidad del Eurogrupo. La aportación de cada socio será voluntaria aunque se espera que sea proporcional a su cuota de capital en el BCE, que en el caso de España rondaría el 8,3%. Fuentes de Moncloa calculan que podría llegar a los 2.000 millones de euros.

La noticia, conocida el jueves antes del cierre de los mercados, provocó una fuerte subida de las Bolsas, una reducción de las primas de riesgo, pero no favoreció en exceso al euro que volvió a tocar mínimo del año al perder los 1,33 dólares. El viernes, el entusiasmo del día anterior también se desvaneció, y los inversores se mostraron más cautos. Así, el rojo se impuso en las Bolsas europeas. El Ibex concluyó en los 11.071,1 puntos tras perder el 0,18% y el Euro Stoxx cayó un 0,24% aunque los balances semanales resultaron favorables con avances del 0,73% y el 1,48% respectivamente.

"La complejidad que rodea al acuerdo por su condición múltiple, la posibilidad de veto, la emergencia y la implicación del FMI es un síntoma de las divisiones en la UE sobre cómo asistir a Grecia y la esperanza de que pueda financiarse sola en el mercado. Si eso falla no queda claro si estos fondos de emergencia se facilitarán con la rapidez y efectividad necesarias", comentaba el viernes Barclays para explicar el escaso entusiasmo que se percibía en los mercados. "No queda del todo claro la cantidad total de las ayudas -se habla de unos 22.000 euros-, el tipo al que se concederán estos créditos ni la implicación que tomará el FMI", añaden.

En cualquier caso, los expertos reconocen que las últimas noticias sobre Grecia ayudan a eliminar tensiones. Moody's también aprovechó el viernes para pronunciarse sobre los últimos acontecimientos y, en su opinión, la decisión del BCE de aceptar bonos con calificación Baa3 más allá de finales de 2010 es una buena noticia pues aumenta la estabilidad financiera de la zona euro tanto a corto como a largo plazo. "Es una decisión muy positiva porque reduce el riesgo de una contracción de la liquidez", explican. La decisión garantiza que la deuda griega siga siendo aceptada como colateral para obtener liquidez, incluso si la calificación crediticia del país se recorta dos escalones. "El momento de este anuncio sugiere que el BCE considera que Grecia merece un soporte de liquidez, no sólo por el riesgo de no dárselo, sino también por sus esfuerzos para cumplir los requisitos de sus socios en términos de medidas fiscales", añade Moody's.

El guiño del BCE agradó, al igual que la ratificación de la calificación de A+ para Portugal por parte de Standard & Poor's, conocida el viernes. Una decisión que contrasta y mitiga el efecto de la rebaja de un escalón, hasta AA-, que sufrió a principios de semana de manos de Fitch.

Los indicadores económicos que se conocieron a lo largo de la semana también resultaron favorables en conjunto para la renta variable. La última revisión del PIB del cuarto trimestre en EE UU quedó en el 5,6% frente a la estimación inicial del 5,9%; una mejora, en cualquier caso, que no se producía desde el tercer trimestre de 2003. El índice de confianza del consumidor de la Universidad de Michigan, conocido el viernes, se mantuvo en 73,6 pero resultó mejor a la lectura preliminar de 72,5. Otros datos favorables de días atrás fueron el IFO o las encuestas de actividad en EE UU y Europa.

En Wall Street, la jornada del viernes apenas dejó cambios, con subidas leves en el Dow Jones (0,08%) y S&P 500 (0,07%) y una caída del 0,1% del Nasdaq, que no deslucieron las ganancias semanales. Finalmente quedaron en el 1,01%, 0,58% y 0,87%, respectivamente, a pesar del nerviosismo que generó la escalada de tensión entre Corea del Norte y del Sur.

El euro, incapaz de superar 1,33 dólares

Mejora el panorama para el euro. Las últimas noticias sobre Grecia eliminan un foco de presión sobre el euro, algo que no se terminó de reflejar esta semana en la cotización de la divisa. Si bien el viernes rebotó para situarse en 1,338 dólares, este nivel está a un paso del mínimo anual que tocó la víspera al perder la barrera de 1,33, el mismo día en que se anunciaron las medidas de apoyo aprobadas por la UE para Grecia. "No tomaríamos este acuerdo como un revulsivo para el euro, más allá de una recuperación puntual", añaden desde Barclays. Y es que la división que existe en Europa no termina de gustar a los inversores, reacios a creer que Grecia terminará recibiendo apoyo de manera eficiente en caso de necesidad.

El problema de la deuda de otros países como Portugal -en el centro de miras esta semana por la rebaja de Fitch- o de España también frenan la recuperación de la divisa europea. Así, en lo que va de año acumula ya un retroceso del 6,6%.l

Claves

Prima de riego. Baja la percepción de riesgo sobre Grecia. El diferencial entre el bono griego a 10 años y el alemán quedó en 304,7 puntos básicos el viernes tras alcanzar máximo de 396 en febrero. El diferencial de la deuda española quedó en el 69,6 puntos básicos.

Empleo. Los datos de empleo del mes de marzo que se conocerán el próximo viernes en EE UU serán una de las próximas claves. Se prevé una tasa del 9,7%.