Automoción

Fitsa calcula que al ritmo actual le quedan tres semanas al Plan 2000E

El Plan 2000E de ayudas al achatarramiento de coches enfila su recta final. La Fundación Instituto Tecnológico para la seguridad del Automóvil (Fitsa), la entidad encargada de gestionar y procesar las operaciones de venta de automóviles que se llevan a cabo con el programa de ayudas, afirmó el viernes en un comunicado que al ritmo actual de ventas "aún faltan dos o tres semanas" para el momento del prorrateo, es decir, para el fin de la primera fase del Plan 2000E.

Una vez se llega al 70% de 100 millones previstos en el plan, se comienza a prorratear los fondos entre los concesionarios que lo soliciten, según el número de operaciones que hayan efectuado anteriormente, lo cual significa que puede haber compras que no reciban la ayuda.

Según las estimaciones de Fitsa, las operaciones realizadas por los agentes de ventas hasta la fecha de apertura del sistema de gestión de datos del 2000E (denominado SIT 2000) y que sean susceptibles de acogerse al plan 2000E, "deben estar muy próximas a la cifra de 115.000 vehículos", lo que supone el 57,5% del total de operaciones (200.000) que son posibles subvencionar" con este programa.

Fitsa ha recibido las críticas de la patronal de los concesionarios oficiales, Faconauto, que aseguró que no ha recibido 80 millones que les corresponden.

La organización aseguró el viernes que el sistema se ha puesto en marcha de forma satisfactoria y que "en menos de seis días se podrían introducir los 200.000 expedientes previstos en el Plan 2000E". En todo caso, Faconauto reclamó el viernes al Ministerio de Industria que se garantice a los distribuidores las ayudas del Plan 2000E adelantadas hasta el 1 de abril.